• No se reduce el número de aparcamientos

La calle peatonal Carlos Ramírez de Arellano ya cuenta con las jardineras que anunció el consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, para delimitar el tránsito y el estacionamiento de los vehículos y garantizar y dar prioridad al peatón. Esta iniciativa, según indicó el titular de esta área del Gobierno local, tiene un coste total de 16.000 euros. Cada macetero, con su correspondiente planta, cuesta 150 euros.

Esta actuación no reducirá los aparcamientos que ya había en la zona y recordó que éstos están perfectamente delimitados.

El consejero confía que con esta actuación se resuelvan definitivamente los problemas que ha habido en esta vía desde que se llevó a cabo la obra de mejora enmarcada en las intervenciones del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS).