• La Guardia Civil ha requerido la intervención de los Bomberos

La Guardia Civil ha rescatado hoy a 22 inmigrantes de origen subsahariano, entre ellos tres mujeres, que estaban ocultos en el doble fondo de un camión que pretendía pasar a primera hora la frontera de Melilla procedentes de Marruecos.

Fuentes de la Delegación del Gobierno han informado de que los hechos han ocurrido a las 8.00 horas en el paso fronterizo de Beni-Enzar, el más importante entre Melilla y Marruecos, cuando la Guardia Civil ha inspeccionado un camión articulado que accedía a la ciudad autónoma y la máquina detectora de latidos ha dado resultado positivo.

Los agentes han realizado un registro exhaustivo del vehículo, donde han hallado un doble fondo muy bien construido, ya que estaba soldado y camuflado con la misma pintura del resto del contenedor.

La Guardia Civil ha intentado abrir el doble fondo retirando la chapa con una palanca, aunque debido a la complejidad, ha solicitado la intervención de los Bomberos, lo que ha permitido liberar a los 22 inmigrantes, que presentaban síntomas de asfixia y ansiedad por su enclaustramiento en un lugar tan reducido.

Cuatro de ellos han tenido que ser atendidos por los servicios sanitarios del 061 y la Cruz Roja porque sufrieron un golpe de hipotermia dada la elevada temperatura que había en el interior del doble fondo, aunque ninguno de los inmigrantes ha tenido que ser derivado al hospital.

Se trata de 22 inmigrantes de origen subsahariano, todos mayores de edad, de los cuales 19 son varones y tres mujeres, a los que se están practicando las diligencias para su ingreso en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

El conductor del camión se ha dado a la fuga por el paso fronterizo hacia Marruecos, aunque la Guardia Civil ha detenido a su acompañante.