• Tiene 48 horas para presentar alegaciones ante la orden de repatriación

El joven marroquí que intentó viajar como polizón en un avión en Melilla se encuentra en libertad mientras se tramita su expulsión de España, han informado hoy fuentes policiales.

Estas fuentes han indicado que este joven de 18 años tiene un plazo de 48 horas para presentar alegaciones, antes de que la Delegación del Gobierno pueda ordenar que sea devuelto a su país por infringir la Ley de Extranjería.

El Cuerpo Nacional de Policía ha incoado un expediente de expulsión contra este hombre, que esta mañana ha quedado en libertad tras haber permanecido desde ayer en dependencias policiales.

El pasado sábado el joven fue descubierto por el personal encargado del equipaje en la bodega de un avión con destino a Málaga y fue llevado por la Guardia Civil a un centro de menores de Melilla.

El joven se encontraba desde el mes pasado en el centro de la Purísima, tras haber entrado en la ciudad de forma irregular desde Marruecos y asegurar que tenía 17 años.

Las pruebas forenses llevadas a cabo por la Fiscalía revelaron que es mayor de edad, por lo que el centro lo puso ayer a disposición de las Fuerzas de Seguridad.

La oposición en la Asamblea de Melilla ha anunciado iniciativas parlamentarias para que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ofrezca explicaciones sobre este suceso, después de que el delegado del Gobierno en la ciudad, Abdelmalik El Barkani, haya advertido que no funcionan todos los elementos de seguridad en la valla perimetral del aeropuerto.