• Festejos ha repartido esta tarde 500 kilos de roscón de Reyes y 300 litros de chocolate entre cientos de personas

“Ya vienen los Reyes Magos”. Si se repite esa frase, es inevitable traer a la memoria el villancico popular y continuar tarareándolo para hacer la espera lo más llevadera posible. Los que mejor se han portado tienen especialmente difícil la tarea, pues saben que mañana por la noche serán recompensados como se merecen. Así pues, cualquier cosa que ayude a paliar la inquietud es bien recibida, ya que, como se dice comúnmente, a nadie le amarga un dulce. Y mucho menos, 800 kilos.

La Viceconsejería de Festejos ha repartido esta tarde, en una carpa en la Plaza de las Culturas, media tonelada de roscón de Reyes de hasta cuatro sabores distintos, a saber chocolate, nata, cabello de ángel y crema pastelera. En El Faro, nos sentimos afortunados de poder dar testigo de que el primero, al menos, es una delicia para el paladar.

Como es lógico, las 3.000 unidades distribuidas han tenido el acompañamiento líquido y dulce que acostumbra. Ha sido el caso del chocolate caliente, del que, en total, se han preparado 300 litros.

En su visita a la carpa, este periódico no ha tenido constancia de que nadie tuviera la desventura de encontrarse entre sus trozos del pastel el haba gigante que correspondería a semejante roscón. Sí ha habido, en cambio, multitud de personas que, tras recoger los dulces, lucían la corona que reconoce a los auténticos reyes de la Navidad.

Antes, eso sí, era necesario formar parte de una cola que, aunque avanzaba con cierta rapidez, daba la vuelta al escenario provisional de la plaza en algunos momentos.

Mañana, la cabalgata

Mañana, día 5, a partir de las 17:00 horas, se espera que la aglomeración sea aún mayor, con la llegada a Melilla de los Reyes Magos a través del Foso del Hornabeque. Dicho acto será el preámbulo de la cabalgata, que paseará a sus majestades por las calles del centro a partir de las 19:00 horas. Lo que venga a continuación variará según lo bien que se haya portado cada uno. “Ya vienen los Reyes, Holanda ya se ve”.