• En este solar se instalará el Hospital Universitario, cuyos trabajos de edificación se reanudaron el pasado noviembre

Las obras del nuevo hospital de Melilla continúan en marcha. La semana pasada finalizó la fase de demolición de los edificios del antiguo hospital militar y se mantienen los trabajos previos de acondicionamiento de la parcela bajo a cargo de la concesionaria Empresa de Transformación Agraria, S.A. (Tragsa) y la dirección facultativa de Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España, S.A. (Isdefe).

En estos momentos ya es posible contemplar desde las calles anexas todo el solar y la estructura del nuevo hospital, así cómo las dos edificaciones que se van a respetar en la obra, la basílica castrense -que está protegida como Bien de Interés Cultural (BIC) y el Salón de Té.

En esta fase, la constante aparición de importante y abundante material de fibrocemento, ha precisado la imprescindible intervención de empresas especializadas y autorizadas para su manejo, que han necesitado una respuesta ágil por parte de la Delegación del Gobierno y, en concreto, de su Área de Trabajo y los Gabinetes/Servicios Técnicos competentes en la materia.

En esta fase inicial, que es la que actualmente se halla en marcha, además de las demoliciones y la nueva delimitación de la obra con su cerramiento, se debía acometer el tema de las numerosas especies vegetales existentes -fundamentalmente árboles-, para ello se hizo un nuevo proyecto. Tras un arduo trabajo, con la inestimable colaboración de la Consejería de Medio Ambiente, se ha concluido en un acuerdo inicial para la recuperación de la masa arbórea existente, tanto in situ como en el propio casco urbano.

La próxima semana está previsto que la Dirección Facultativa, Isdefe, junto a Tragsa, desarrollen una nueva visita a la obra.

Reinicio de las obras

Estos trabajos se realizan en la parcela del hospital desde que el pasado 24 de noviembre se iniciaran las obras, día siguiente a la firma del acta de replanteo.

Hay que recordar que el actual proyecto de actuación en la parcela es 1.922.184,56 euros y se actúa en la demolición de todos los edificios existentes que quedaban en el antiguo Hospital Militar -a excepción de aquellos protegidos y de acuerdo con lo convenido con el Ministerio de Defensa-, para permitir su urbanización en base al estudio de detalle aprobado por la Ciudad Autónoma que permitirá su integración en el entorno urbano, un recinto vallado, plazas de parking y tratamiento y recuperación del arbolado.