• Subraya que hay ciudadanos con bolsas grandes que intentan pasar a diario mercancía por Beni Enzar y que eso provoca jaleos en las inmediaciones de la frontera porque Marruecos no permite su entrada

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) aseguró ayer a El Faro que todos los días hay decenas de porteadores en las inmediaciones de Beni Enzar esperando poder pasar al otro lado de la frontera. Subrayó que aumenta el número de personas cuando cierran los otros dos puestos fronterizos al paso de mercancías. Sin embargo, en las últimas semanas se está dando esta misma situación en Farhana y en Barrio Chino. Destacó que los policías se están encontrando con porteadores que quieren pasar a Marruecos por las tardes por estos pasos fronterizos.

El secretario general del SUP en Melilla, Jesús Ruiz Barranco, explicó que las personas que se dedican a comercio atípico que quieren entrar en Beni Enzar portan bolsas de grandes dimensiones. Indicó que son de un mayor tamaño a las de la compra, pero no llegan a ser los bultos que pasaban por esta frontera hace ya unos meses.

“Jaleos a diario”

Sin embargo, hizo hincapié en que es Marruecos quien paraliza la entrada de estas personas. Si el país vecino no permite la entrada de estos porteadores en su país, la Policía Nacional tampoco puedes dejarles pasar. Se intenta evitar que haya decenas de personas en el espacio entre ambas fronteras. De forma que estos ciudadanos se quedan en la rotonda de acceso a Beni Enzar esperando la oportunidad para entrar.

El representante del SUP argumentó que a diario hay “jaleos” en esta área y los policías tienen disolver los grupos de porteadores que se forman para intentar entrar en la frontera. Es más, apuntó que incluso hay vehículos con mercancía intentando transitar al país vecino por este paso fronterizo. Señaló que esta situación lleva a largas esperas por parte de otros ciudadanos y a situaciones de “colapso”.

Ruiz Barranco comentó que incluso hay que intervenir por la noche en Beni Enzar porque sigue habiendo porteadores a las 22:00 horas en las inmediaciones. Al respecto indicó que este asunto va más allá del ámbito de la seguridad y que hay que dar otra respuesta a nivel político a dicho problema.

Infraestructura

El secretario general del SUP en Melilla afirmó que la mercancía se compra en las tiendas que hay en Beni Enzar hasta la noche y que son productos que tienen que salir de la ciudad como sea porque de ello también depende el sueldo de muchas personas.

Se pregunta si la instalación de una infraestructura física, como un torno para salir por esta frontera, impediría a los ciudadanos llevar este tipo de bolsas grandes con las que se hace porteo de mercancías al país vecino.

Además, el SUP reiteró que las condiciones de trabajo para los policías en esta zona sigue siendo “muy duras”, puesto que no pueden hacer los descansos que corresponden y ven miles de documentos y pasaportes en poco tiempo.