• Son para iniciativas que luchen contra la exclusión social o que atiendan a mayores y discapacitados

La Consejería de Bienestar Social convoca las subvenciones para las entidades sin ánimo de lucro en régimen de concurrencia competitiva. Ha reservado para estas ayudas un total de 122.302 euros. No obstante, la cuantía que pueda recibir una entidad por proyecto no podrá superar los 17.000 euros. Las bases están publicadas en el Boletín Oficial de Melilla (BOME) del pasado viernes.

Las ONG que quieran contar con esta aportación de la Ciudad tienen quince días desde el lunes para entregar la documentación en la consejería. Si la solicitud no está completa, la entidad tendrá diez días para subsanar los errores.

Hay tres categorías que se marcan en estas bases y sobre las que deben tratar los proyectos: atención a personas en exclusión social, a mayores y a discapacitados.

Los beneficiarios

Para ser beneficiario de estas ayudas es preciso que la entidad esté inscrita como organización sin ánimo de lucro. También deberá haber justificado las subvenciones recibidas con anterioridad por la Ciudad. Las actividades que se vayan a financiar con esta ayuda deben circunscribe a Melilla.

Otros requisitos son que esté al corriente del pago de impuestos y/o que cuente con una infraestructura para poder llevar a buen término el proyecto.

En cuanto a la selección y valoración de las iniciativas, el BOME recoge que se tendrá en cuenta la puntuación que reciba cada proyecto según las bases reguladoras que se aprobaron el pasado año.

Atención a vulnerables

La convocatoria indica que se dará prioridad a los proyectos que estén dirigidos a personas con bajos niveles de empleabilidad; que se enfoquen en la formación de hábitos y habilidades sociales para la inserción laboral; para la inserción socio-laboral de inmigrantes; y programas que se realicen en zonas o barrios desfavorecidos y que propongan acciones preventivas y de intervención a los servicios de educación o de asistencia social.

También están recogidos los proyectos que se enfoquen en familias en riesgo de exclusión; para la mediación social e intercultural en el ámbito educativo, sanitario, vecinal o social; y que establezcan equipos multidisciplinares de trabajo de calle de atención socio-sanitaria que favorezcan el acceso al sistema de salud normalizado.

Asimismo, las ayudas se enfocan a programas de creación de dispositivos de acogida en periodo de convalecencia para personas sin hogar con alta hospitalaria y personas con enfermedades terminales; para la atención a personas sin hogar que garanticen la vivienda por el método ‘housing first’; y para alojamientos temporales en pisos tutelados y centros de días con el fin de prevenir o paliar el deterioro físico y problemas de salud en personas con enfermedades mentales o con adiciones.

Personas mayores

Otra de las ramas a las que están centradas las ayudas son las personas mayores. Se podrán beneficiar de las subvenciones las iniciativas que promuevan el voluntariado de acompañamiento de este colectivo; las actividades de convivencia: que fomenten el envejecimiento activo; técnicas y cuidados a través de las nuevas tecnologías; atención tras una operación y servicios de acompañamiento para visitas médicas.

Por otro lado, las ONG que trabajen con personas con algún tipo de discapacidad podrán presentar sus proyectos si se centran en los siguientes aspectos: sensibilización y concienciación social para la integración social; el fomento del voluntariado; y para facilitar el acceso de familias sin recursos a tratamientos especializados de cara a los niños.

Asimismo, forma parte de los objetivos de estas subvenciones las iniciativas enfocadas a la mejora de la calidad de vida y desarrollo personal a través de la cultura, el ocio y el tiempo libre; y los programas que ayuden a las familias o cuidadores a mejorar sus habilidades y competencias de cara la atención a este colectivo.