• El ministro del Interior visita Mauritania y Senegal para estrechar la colaboración

El ministro español del Interior, Juan Ignacio Zoido, alabó ayer en Nuakchot la colaboración de Mauritania en la lucha contra la emigración irregular, y dijo además que este combate contribuye a frenar el terrorismo yihadista en la Unión Europea (UE).

Zoido realizó ayer una visita a Nuakchot y Nuadibú (segunda ciudad de Mauritania y antiguo punto de salida de cayucos con emigrantes hacia las islas Canarias) precisamente para fortalecer unas “relaciones estratégicas y una colaboración que han permitido controlar la emigración irregular”, según declaró a la prensa.

Tras reunirse con el ministro mauritano del Interior, Ahmedou uld Abdalla, Zoido saludó repetidamente la colaboración de Mauritania y expresó que entre 2015 y 2017 “no ha llegado (desde Mauritania) ningún emigrante irregular a las Canarias”, en comparación con el problema que los cayucos supusieron en el año 2006.

En aquel año, “pico” de la crisis de los cayucos, llegaron a las costas españolas de las islas Canarias 599 barcas, que trasladaban a 31.836 emigrantes indocumentados; la posterior implantación del sistema Frontex de vigilancia exterior de fronteras redujo estas cifras hasta la nada.

Frontex se tradujo en la creación de una comisaría conjunta en Nuadibú entre Mauritania y España (con miembros de la policía y la guardia civil), cuya eficacia fue alabada ayer por Zoido, pues permite a España “tener acceso a información directa”.

Para Zoido, los fenómenos de la emigración ilegal y del yihadismo van unidos: “Al frenarse la emigración irregular desde aquí, sin duda estamos impidiendo que se usen esas vías o rutas para que los terroristas yihadistas puedan llegar a la Unión Europea”.

Proyectos comunes

Por último, animó a los países de la UE a que estrechen sus relaciones bilaterales con los países del Sahel “y desarrollen proyectos comunes para que, por un lado, evitemos el terrorismo yihadista, y, por otro, ellos se beneficien de proyectos que traigan un mayor desarrollo”.

El ministro tenía previsto almorzar con su homólogo mauritano antes de partir hacia Nuadibú, donde iba a saludar a los agentes españoles radicados allí y a última hora del día viajaría a Dakar, donde iba a revisar y fortalecer el dispositivo que también Frontex ha establecido en las costas senegalesas.