• El número de pasajeros bajó en 7.773 y creen que puede deberse a la subida del billete

El número de viajeros que usó el autobús en el mes de enero se redujo en Melilla respecto al mismo periodo del año anterior. En concreto, se produjo una caída del 4%, con 7.773 pasajeros menos. Según informaron desde la Cooperativa Omnibús de Autobuses (COA), el primer mes del año cerró con 188.654 usuarios de este transporte, frente a los 196.427 del ejercicio anterior.

El responsable de la COA Antonio Montoya indicó en declaraciones a El Faro que esta caída puede estar provocada por la leve subida que se ha producido en el precio del billete. Señaló que es habitual que cuando hay un incremento en el coste, aunque no sea muy importante, se produzca una cierta frenada en el uso de este medio. No obstante, apuntó que la situación no es del todo mala y que “la van sobrellevando”.

Sobre la puesta en marcha de la línea entre Beni Enzar y Barrio Chino, Montoya apuntó que hay que tener en cuenta que las primeras semanas fueron complicadas. De hecho, es probable que apenas haya tenido incidencia en el cómputo total de viajeros de este primer mes. No obstante, indicó que el servicio está funcionando ahora mucho mejor. Apuntó que el trabajo conjunto entre Policía y Guardia Civil, además de la colaboración de Medio Ambiente, ha posibilitado que haya menos incidentes. Además, los propios usuarios de esta línea están tomando poco a poco conciencia de cómo deben hacer uso del autobús.

Los responsables de la COA calculan que diariamente venden alrededor de un millar de billetes para viajeros que realizan el trayecto entre los dos puestos fronterizos. Es posible que de cara al cómputo de viajeros del mes de febrero, sí se vea un efecto positivo de la puesta en marcha de esta nueva línea.

Quevedo dice que la frontera funciona cada vez mejor y la COA vende 900 billetes al día

El consejero de Medio Ambiente y portavoz del Gobierno local, Manuel Ángel Quevedo, se mostró ayer convencido de que las medidas que se están tomando en la frontera van a ir dando poco a poco sus frutos. Quevedo señaló en declaraciones a la cadena Cope que ayer mismo la COA vendió alrededor de 900 billetes para la línea entre Barrio Chino y Beni Enzar. Precisó, además, que los bultos que se suben a estos autobuses tienen que ser visibles, es decir, que no pueden ser fardos. Dijo que los problemas que se habían producido inicialmente en la prestación de este servicio se están reduciendo y que la colaboración entre todos los implicados está funcionando. Además, el consejero de Medio Ambiente destacó que desde el fallecimiento del porteador en una avalancha que se produjo en Barrio Chino, desde Marruecos están colaborando más para ordenar los tránsitos. Explicó que están ordenando mejor las colas y permitiendo que empiece a entrar y salir mercancía desde más temprano. Se mostró convencido de que se está yendo en el camino adecuado para conseguir que la frontera funcione cada vez mejor.