• Los dos hombres resultaron heridos leves y tuvieron que ser atendidos en el Hospital Comarcal

Dos personas resultaron heridas leves ayer a primera hora de la mañana tras volcar el vehículo en el que viajaban en el Paseo Marítimo. Se trataba de un padre y un hijo. El progenitor, que iba al volante del coche siniestrado, dio positivo en el control de alcoholemia, aunque al parecer ambos iban bajos los efectos del alcohol.

La Policía Local recibió la llamada poco después de las siete de la mañana. Hasta el lugar de los hechos se desplazaron los agentes y efectivos de los Bomberos, que tuvieron que intervenir para darle la vuelta al vehículo. El hombre conducía a gran velocidad por lo que perdió el control del coche, un Seat León, que chocó contra una farola y se llevó varias señales por delante antes de volcar.

Los dos hombres, padre e hijo, pudieron salir del turismo. Fueron trasladados al Hospital para recibir asistencia sanitaria. Ambos estaban heridos leves. En el caso del padre, que era quien iba al volante, también se le realizó una prueba de alcoholemia que dio positivo. La Policía se hizo cargo del vehículo.

Al conductor se le investiga ahora por un delito contra la seguridad vial, al ir bajo los efectos del alcohol, y se le ha retirado el permiso de conducir.

El vehículo volcó a la altura del Paseo Marítimo Mir Berlanga, procedente del Paseo Ginel Cañamaque. En concreto, el accidente se produjo cuando el coche tendría que haber hecho el giro al subir por el puente que hay en la zona.