• El Campus acoge una jornada educativa con iniciativas sociales para informar a los jóvenes sobre terrorismo

El Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE), en colaboración con la Comisión Europea, celebró ayer, en el salón de actos del Campus de Melilla, la jornada ‘Acciones educativas para la prevención de la radicalización de los jóvenes’, incluida en el programa de Erasmus+ Role Models. En este encuentro universitario se definió la educación como la principal herramienta para luchar contra la radicalización violenta de los jóvenes y la tolerancia y el respeto como los valores más importantes para establecer la buena convivencia entre ciudadanos. Así de claro lo explicó el secretario general de Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD), Jorge Sáinz, en declaraciones a los medios de comunicación locales.

“El papel claro que hay detrás de estas jornadas es que la educación es el mejor sistema, medio y recurso para luchar contra la radicalización”, señaló Sáinz y apuntó: “Hay que trabajar por la inclusión con los valores europeos que apoya la Comisión Europea”. El secretario general de Universidades aseguró que Melilla es un sitio ideal para mostrar el papel de personas y entidades que trabajan para conseguir esta inclusión y conocer mejores prácticas “para potenciar a los más jóvenes e impulsar su integración en la sociedad”. Sáinz citó algunos ejemplos de buenas prácticas e inclusión social como la labor de la ONCE, en el caso de personas con discapacidad, y de la Xunta de Galicia contra la discriminación.

Las ponencias

Un centenar de personas, entre alumnos y profesores, asistieron a esta actividad. El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, inauguró la jornada en compañía del consejero de Educación, Antonio Miranda; del mismo Jorge Sáinz; y del director del SEPIE, Pablo Martín.

La conferencia marco ‘La declaración de París. Políticas europeas para la prevención de la radicalización’ estuvo a cargo de Guenther Sablattnig, asesor del coordinador de la lucha antiterrorista de la Unión Europea (UE). Esta ponencia se centró en las medidas políticas aplicadas en la UE para prevenir y tratar la radicalización de corte yihadista en los Estados miembro.

Tras esta charla, el representante del Plan Estratégico Nacional de la Lucha contra la Radicalización violenta del Ministerio del Interior, Eduardo Hernando, habló sobre la prevención de la radicalización de jóvenes a través de la educación.

Le siguió la ponencia ‘Acción Erasmus+ Role Models’ con la intervención del director de la Unidad de Educación Escolar y de Personas Adultas, Andrés Ajo, y de la jefa de Servicio de la misma unidad, Beatriz Tourón, ambos del SEPIE. Esta conferencia trató las medidas que se llevan cabo en este programa educativo con sus estudiantes, entre las que constaba el fomento de la multiculturalidad y el respeto por la diversidad.

Después de un pequeño descanso, llegó el turno de la presentación de diversos proyectos e iniciativas para fomentar estos valores entre los jóvenes. Del ámbito nacional internivieron Rosa Iturzaeta, del Observatorio Español del Racismo y la Xenofobia y Fátima María García, de la Xunta de Galicia. A escala más local, participaron Francesco Bondadoni, de la asociación Oxígeno Laboratorio Cultural; Alfonso García, del CEIP Juan Caro Romero; y Luisa Abderraman, jefa de estudios del IES Rusadir.

El evento se cerró con una mesa redonda en la que estuvieron presentes un empresario local, Yousef Mimón, el youtuber Karim Hamidan y la delegada en Melilla de Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad (MPDL), Llunaida Mohamed. Las conclusiones destacaron, así, el papel de la educación para atajar la radicalización de los jóvenes y la importancia de fomentar la tolerancia y el respeto en todas las etapas educativas de los niños y en los distintos ámbitos del día a día.