• El consejero de Bienestar Social reconoce que sus palabras sobre la muerte de los menores no fueron acertadas

El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, reconoció ayer que sus declaraciones y comentarios sobre los dos menores extranjeros no acompañados que han fallecido en los últimos días no fueron acertadas y lamentó que “si se sacan de contexto, francamente, quedan feas”, pero insistió en que “si se dejan en el contexto en el que se dijeron, cualquier persona las puede entender”.

El consejero invitó a la oposición, en referencia a Coalición por Melilla (CpM), a acudir a la Fiscalía para denunciar sus palabras entre las que destacan la negativa del consejero de recibir a los padres con la justificación: “porque para que vengan a llevarse un cadáver que hubieran venido antes a por su hijo”. Mientras tanto, su consejería presentará “querellas criminales” contra quienes hayan injuriado o calumniado, hechos que “no pueden ser gratuitos”. Sin embargo, antes habrá que esperar a conocer los resultados de las autopsias de los dos menores.

Los padres de los menores

Ventura consideró “sorprendente” que la ONG local Prodein fuera capaz de encontrar en cuestión de días a los padres del menor fallecidos en el Centro Asistencial, algo que no pudieron hacer las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con las familias de los más de 1.500 niños acogidos durante todo el año 2017.

Ante la llegada de estas personas que dicen ser los padres del menor muerto en la Gota de Leche, el consejero recalcó la necesidad de comprobar primero si realmente son sus progenitores para proceder posteriormente a una reunión con ellos.

El consejero remarcó que es “poco humano” que los padres de los niños que viven en la calle únicamente aparezcan para reclamarlos cuando se produce una muerte, normalmente acompañados de alguna ONG “con ciertos intereses” o con abogados que buscan “la responsabilidad patrimonial” que se puede derivar de estos casos.

  • “El Gran Wyoming es un ideólogo comunista, extremista y millonario”

El responsable de Bienestar Social, Daniel Ventura, aseguró ayer a la prensa que se rió “mucho” junto a sus hijos con el programa de anteayer de El Intermedio (La Sexta) en el que el conocido presentador, El Gran Wyoming, lo calificó como “el consejero de Malestar de Mordor”, entre otros apelativos, por sus manifestaciones sobre el fallecimiento de los dos menores tutelados que dependen de su gestión.

Ventura dijo que no se sintió para anda identificado “con las barbaridades que quiso dar a entender” en un programa en el que “al que tocan, lo masacran”. Por ello, el consejero melillense tachó a El Gran Wyoming de “payaso televisivo” y afirmó que es un “ideólogo comunista, extremista y millonario con muchas propiedades que no reparte con las personas que realmente lo necesitan”. Ventura insistió en que el periodista “debería estar callado desde hace mucho tiempo” porque “es un payaso televisivo y periodístico” que se limita a representar “su papel” en televisión.

  • La ONG Amnistía Internacional tiene datos “manipulados”

Daniel Ventura también salió al paso de las declaraciones realizadas por Amnistía Internacional España, ONG que anteayer recomendó al gobierno de Melilla “no atacar a quienes defienden los derechos humanos, sino proteger su derecho a expresarse”.

La organización pro derechos humanos hizo estas declaraciones en apoyo al activista y presidente de Pro Derechos de la Infancia, José Palazón, al ser acusado por parte del consejero de Bienestar Social de “tener una lucha personal”, “de ponerse medallas y no contribuir en absoluto a la mejora de la vida de los niños”, sino de “mantenerlos en la calle”.

Ventura invitó a Amnistía Internacional a contactar con él para “darle información real y no distorsionada ni manipulada como la que se mueve por las redes sociales”. El consejero se mostró dispuesto a explicarles “todas las peculiaridades de esta ciudad”.