• Rojas critica la “falta de sensibilidad” del consejero de Bienestar Social en sus declaraciones

La secretaria general del PSOE de Melilla, Gloria Rojas, dijo ayer que no entiende por qué el Gobierno dirigido por Juan José Imbroda no ha cesado todavía al consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, tanto por su gestión como por la “falta de sensibilidad” que ha demostrado con sus declaraciones sobre el menor tutelado fallecido en el centro de la Gota de Leche.

Rojas recordó que el PSOE lleva tiempo diciendo que Ventura “no es la persona más adecuada” para gestionar el área de Bienestar Social y la socialista señaló que incluso él mismo ha reconocido en varias ocasiones que el tema de los menores se le ha ido de las manos y no sabe cómo afrontar el problema.

Para la secretaria local de los socialistas, las últimas declaraciones de Ventura han servido para ratificar la poca sensibilidad que muestra frente a este tema y han hecho que Melilla sea noticia “desgraciadamente” en los medios nacionales.

Ponerse a trabajar

Además del cese de Ventura, la socialista pide también al Ejecutivo local que “se ponga a trabajar” para solucionar la cuestión de los menores. Recordó, además, que el PSOE, a través del Congreso, va a comenzar a hablar de la necesidad de la devolución de competencias al Estado.

Rojas también destacó que los socialistas han presentado una propuesta urgente para que haya una coordinación entre los ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y el de Interior con la Consejería de Bienestar Social de nuestra ciudad.

Además, avanzó que se presentarán próximamente nuevas iniciativas relacionadas con esta área.

  • Rojas: “Si la naviera quiebra, ¿de qué nos sirve tener un contrato firmado?”

“Si la empresa quiebra, ¿de qué nos sirve tener unas condiciones firmadas en un contrato? ¿A quién le vamos a pedir responsabilidad?”. Con estas palabras respondió ayer la portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea, Gloria Rojas, a las declaraciones del presidente de la Autoridad Portuaria, Miguel Marín, quien había apuntado que si la naviera concesionaria del contrato marítimo que conecta Melilla con Málaga y Almería en barco tiene deudas, eso no va a afectar a los melillenses porque hay unas condiciones pactadas que hay que cumplir.

Rojas insistió en que el PSOE ha venido mostrando su preocupación por el contrato de cero euros. Ahora se suma su inquietud tras el análisis del capitán de marina mercante Rafael Roselló, que ha advertido de que la naviera que presta este servicio puede desaparecer.

La socialistas recordó que Marín está al frente de la Autoridad Portuaria por una decisión política y no por tener una preparación específica sobre esta materia. Por ello, señaló que si tiene que creer a alguien, se decanta por el capitán y respondió a Marín que el PSOE no es ni temerario ni alarmista sino que se preocupa por los melillenses.

  • “Para hacer de Melilla una ciudad de cruceros debemos involucrarnos todos”

“Más allá de grandes titulares de prensa, la llegada de cruceros a Melilla ha pasado sin pena ni gloria”. Por ello, la portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea, Gloria Rojas, instó ayer a la Ciudad a poner en marcha una verdadera política en esta materia en la que esté involucrada también la oposición porque, según consideró, se trata de “un tema de ciudad” y no solo portuario.

La secretaria general de los socialistas dijo que escuchar a miembros del Gobierno hablar de que van a venir cruceros es todo “un clásico”. Pero leyó el titular de una noticia de 2009 que decía: “Melilla apuesta por impulsar la llegada de cruceros para potenciar al sector turístico”, para ironizar destacando que podría ser actual pero lamentó que es de hace unos años y todavía no se ha avanzado.

Rojas se mostró dispuesta a colaborar para abordar un plan de cruceros que atraiga este tipo de turismo a la ciudad, algo que señaló que sería bueno para la economía local.

La socialista puso de ejemplo a Málaga, que se ha convertido en un auténtico destino de cruceros porque se ha trabajado “duro” para ello y se han tomado en serio la consolidación de este producto. “La tenemos ahí enfrente y lo hemos dejado pasar”, lamentó.

Abogó por plantear excursiones, rutas y actividades culturales para esos posibles turistas, al tiempo que reclamó también otras medidas para dinamizar el centro, adecentar sus calles y eliminar los cables por las fachadas, entre otras cuestiones. “Tenemos una ciudad preciosa”, recordó, poniendo el centro de interés en los edificios modernistas.

Además, recordó que el PSOE también lleva tiempo pidiendo que se adecúe la formación para que los melillenses puedan trabajar en cruceros.