• Medio Ambiente instalará mesas de ping pong, un aparcamiento para bicis y reformará las oficinas y baños

Los vecinos de las viviendas Rusadir y Ciudad de Málaga tendrán un nuevo parque infantil en cinco meses. Hasta ahora este espacio de recreo ha estado cerrado porque el suelo se había levantado y era peligroso para los niños. Pero ayer se puso la primera piedra de la nueva obra que reformará por completo este lugar de juegos y descanso. Tendrá nuevos aparatos para que los más pequeños estén entretenidos, mesas de ping pong y unos mejores accesos.

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, explicó que el parque cuenta con una rampa. Pero habrá cambios para hacer aún más fácil la entrada de personas con movilidad reducida a esta área. Además, se instalará una plaza de aparcamiento para discapacitados en la puerta.

Un año de espera

El presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, reconoció que llevan un año detrás de la remodelación de este parque, pero que por diversos motivos, no se ha podido hacer antes. De hecho, pidió disculpas a los vecinos por ello.

Imbroda informó de que el proyecto salió a licitación por 337.786 euros y fue adjudicado a una empresa por 293.435 euros, con una reducción del coste de un 13,13%.

El máximo responsable del Gobierno local aseveró que este espacio cuenta con todas las características de un parque infantil moderno y, por lo tanto, evitará accidentes de los más pequeños.

Las novedades

Por su parte, Quevedo explicó que se tuvo que cerrar el parque porque las losas del suelo de caucho se levantó por el sol y el paso del tiempo. Ahora se instalará una solería continua para evitar esto.

También se contará con nuevos espacios de juegos, como columpios, balancines, un puente y un tren, aunque se rehabilitará dos de los elementos que fueron instalados en los últimos años.

Asimismo, habrá un aparcamiento para bicicletas. En la zona de descanso se dispondrán mesas de picnic, mesas para jugar al ping pong y bancos.

Otra zona que será reformada son los baños. Los dos se habilitarán para su uso por personas en sillas de ruedas.

Por otro lado, la oficina del vigilante de seguridad se cambiará para mejorar su aspecto y dar una protección a este profesional en los días de mal tiempo.

Imbroda destaca “la importante inversión pública de la Ciudad”

El presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, destacó ayer “la importante inversión pública” que está realizando la Consejería de Medio Ambiente. Resaltó que en esta semana se han publicado dos proyectos para su licitación en el Boletín Oficial de Melilla (BOME) y son varios los que se van a poner en marcha en pocos días. Recordó que estas actuaciones mejoran la calidad de vida de los melillenses y crean empleo.

No se eliminarán aparcamientos en el barrio del Industrial

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, aclaró ayer que el proyecto de reforma del barrio del Industrial no eliminará aparcamientos. Es más, subrayó que se crearán 110 nuevos en un parking subterráneo en los antiguos Almacenes Montes. Destacó que las críticas de un par de empresarios por el inicio de las obras en Marqués de Montemar se deben a que “quieren dominar el espacio público con sus cargas y descargas”. Sin embargo, Quevedo apuntó que tiene que pensar en el 99% de los ciudadanos y el proyecto de reforma del Industrial permitirá reducir el tráfico de paso por esta zona y facilitará que peatones y ciclistas puedan pasear. El consejero de Medio Ambiente insistió en que habrá dos vías rápidas, como son General Polavieja y Álvaro de Bazán para los coches que quieran ir entre la frontera y el centro. Pero reiteró que el resto de coches sólo entrarán en el Industrial para ir a las zonas residenciales o para hacer algunas compras. Aseveró que el sistema funcionará con el paso de varias semanas.