• Díaz de Otazu recibió ayer el VII Premio Mem Guímel por su “sensibilidad” con la cultura judía

Sensibilidad con las diferentes religiones que conviven en nuestra ciudad y, especialmente, con la judía, humanidad y un trato exquisito. Estos son algunos de los rasgos que ayer se destacaron del comandante general de Melilla, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, durante la entrega del VII Premio Mem Guímel, en el Casino Militar. El homenajeado destacó que nuestra ciudad “es un lugar privilegiado por las diferentes prácticas religiosas”.

Díaz de Otazu recibió la placa de manos de la presidenta del Instituto de las Culturas, Paz Velázquez, y del representante de la Asociación Mem Guímel, Mordejay Guahnich. Durante el acto, se recordó que estos premios nacen con el objetivo de reconocer a las personas que de alguna manera muestran su apoyo a la cultura judía, contribuyendo a la difusión de sus valores y patrimonio.

Paz Velázquez destacó especialmente del homenajeado su apoyo “no solo a la cultura sefardí sino a todas las culturas” y puso en valor la labor de estos premios.

Por su parte, Guahnich trazó un retrato del comandante general de Melilla, leyendo el extenso currículum de Díaz de Otazu, quien agradeció a Mordejay Guahnich este reconocimiento.

Asimismo, destacó las diferentes actividades que se llevan a cabo desde el Instituto de las Culturas y la Asociación Mem Guímel fomentando la interculturalidad y puso como ejemplo el calendario que recoge las festividades de las diferentes culturas.

A continuación, el comandante general de Melilla pronunció la ponencia ‘El ejercicio de la libertad religiosa en las Fuerzas Armadas en España’. En primer lugar, señaló que la religión es “un motor” que aporta respuestas a los diferentes interrogantes que se plantea el ser humano sobre la vida.

En cuanto a la polémica surgida en noviembre sobre el homenaje a los Héroes de España, cuando hubo quienes dijeron que solo se reconocía a los cristianos a pesar de que también dieron su vida por el país personas de otras religiones, Díaz de Otazu señaló que quizás se llevaba razón pero aseguró que las Fuerzas Armadas están haciendo un esfuerzo para adaptarse e incluir también a otras culturas.