• Quevedo no entiende las quejas de Acsemel por este tema y dice que el objetivo es ayudar a los comercios de la frontera

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, salió ayer al paso de las críticas del presidente de la Asociación de Comerciantes Acsemel, Abdeslam Mohamed, que denunció que la Guardia Civil esté dando prioridad para salir a Marruecos a las personas que hacen uso de la COA. Quevedo explicó que se puso el servicio de autobús para echar una mano a los comercios de Beni Enzar, cuyas ventas habían bajado porque no se permite ya el paso de mercancías por este paso fronterizo. Aseveró que “se les da prioridad a los porteadores que se bajan de la COA porque seguro han hecho sus compras en los comercios de toda la vida de Beni Enzar”.

El titular de Medio Ambiente argumentó que fue Acsemel la entidad que solicitó ayuda e incluso planteó la posibilidad de volver a poner esta línea entre fronteras para que los comparadores de las tiendas de Beni Enzar pudieran salir por Barrio Chino con sus bolsas.

Quevedo subrayó que “el esfuerzo” que se está haciendo por parte de la COA y del resto de instituciones es precisamente para ayudar a los comercios de Beni Enzar, por lo que insistió en que no entendía esas quejas.

Además, el consejero comentó que la Guardia Civil explicó en la reunión del miércoles que ese día pasaron por Barrio Chino 9.000 personas y eso que Marruecos cerró drásticamente a las 13:00 horas cuando suele haber un margen mayor. Pero de esas miles de personas, sólo 800 fueron trasportadas por la COA. Por ello, subrayó que todo el mundo está pasando por la frontera. Es más, Quevedo apuntó que cuando el bus viene cargado de Beni Enzar no son más de 25 personas las que van dentro y las que pasan las primeras por la frontera de Barrio Chino.

También en esa reunión se analizó qué tipo de infraestructuras físicas se van a instalar en Beni Enzar para forzar a los porteadores a hacer cola para entrar en la COA.

Medidas físicas

Quevedo aseveró que algunas de las medidas nuevas podrán estar instaladas el lunes, pero añadió que otras serán de hormigón y éste tarda en fraguarse 28 días.

Además, el consejero de Medio Ambiente argumentó que las aglomeraciones se producen porque los porteadores quieren hacer dos viajes y de ahí la prisa por entrar los primeros en el bus. No obstante, espera que cuando se estabilice la situación no exista esa presión por entrar el primero en Barrio Chino para volver a Melilla.

El paso de camiones por el Real y el Sepes tendrá una solución para el próximo mes

El consejero de Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, reconoció que uno de los temas que queda por solucionar en el Real es el paso de camiones de grandes dimensiones hasta el Polígono Sepes. Indicó que se han hecho varios anteproyectos para ver qué camino pueden coger estos vehículos para ir de General Polavieja y General Astilleros hasta la zona de las naves. Pero subrayó que no es fácil porque la frontera influye en este tema. En este sentido, argumentó que estos grandes camiones articulados podrían ir por la carretera la circunvalación. Sin embargo, tienen un problema en Barrio Chino porque la vía está “colapsada” por los porteadores durante cuatro días a la semana. Asimismo, apuntó que estos vehículos no pueden pasar por cualquier lado y se plantean la posibilidad de eliminar o crear infraestructuras, como rotondas. Por todo ello, añadió que espera que para febrero tengan un proyecto definitivo.