• En la reyerta, que ocurrió junto a Beni Enzar, se utilizaron armas blancas, según la Policía Local

Varias patrullas de la Policía Local de Melilla se desplazaron ayer hasta la calle General Astilleros, junto a la frontera de Beni Enzar, para intervenir en una pelea con armas blancas entre menores extranjeros no acompañados. No obstante y según fuentes policiales, cuando los agentes llegaron, solo había un joven de 15 años, que estaba herido leve y que, al parecer, “se había autolesionado” con “un objeto cortante” que no se encontró, de acuerdo con el testimonio de una joven que había presencionado los hechos.

El suceso ocurrió sobre las 16:45 horas. Según fuentes de la Policía Local, el joven, que está acogido en el centro de La Purísima, presentaba cortes en el hombro izquierdo y el pecho y no se encontró el objeto con el que se habían causado las lesiones, que podría ser un arma blanca dado que los agentes recibieron el aviso de que se estaban utilizado en la pelea.

La ambulancia trasladó al joven, que cumple 16 años en febrero, hasta el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) del centro de salud de Alfonso XIII, junto con un educador del centro de La Purísima, que se hizo cargo de él.

Las heridas presentadas no eran graves y se le hizo una cura superficial en el centro, siendo trasladado posteriormente por el educador hasta La Purísima.

En la noche del pasado lunes, fue encontrado otro menor extranjero junto al Parque Hernández con dos puñaladas, una en un muslo y otra en un glúteo.