• La Autoridad Portuaria recibió ayer a empresarios y sindicatos para explicarles el proyecto

El presidente de la Autoridad Portuaria de Melilla, Miguel Marín, firmó ayer la encomienda de gestión para que una empresa pública construya el modelo físico de la ampliación del puerto. El objetivo es ver si esta reproducción a escala soporta las mareas y los temporales de la ciudad.

Marín también comentó que, de forma paralela a este proceso, se enviará el proyecto de ampliación del puerto con todas las alegaciones que se han registrado al Ministerio de Medio Ambiente para su futura aprobación.

El presidente de la Autoridad Portuaria argumentó que se ha ampliado el plazo de presentación de sugerencias hasta el lunes 15, ya que ha habido muchos días festivos en las últimas semanas.

Será el Ministerio de Medio Ambiente quien analice las alegaciones y haga este trámite. Señaló que la sensación que tienen en el Puerto es buena porque hay muchas de particulares y asociaciones de diferente índole.

No obstante, Marín señaló que se está trabajando para que nada más se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de este año, se firme entre la institución que dirige, Puertos del Estado y el Ministerio de Fomento un convenio para la ejecución de las obras.

Por otro lado, tanto el presidente como el director de la Autoridad Portuaria recibieron a miembros de diferentes asociaciones de comerciantes, hosteleros y empresarios, así como a los diferentes sindicatos que hay en Melilla.

El objetivo de esta reunión fue presentarles de primera mano las características de la ampliación del puerto y las bondades que tendrá para la ciudad.