• Afirma que van a seguir poniendo medidas para mejorar la situación de la frontera

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, reconoció ayer que el paso fronterizo de Beni Enzar sufre una importante presión de porteadores por la noche. Indicó que son muchas las personas que tratan de pasar mercancía y que para evitar que se produzcan avalanchas hay un importante control policial. El Barkani dejó claro que siguen trabajando para conseguir que los puestos fronterizos funcionen de la mejor forma posible y aseguró que mantiene reuniones diarias con los responsables de Policía y Guardia Civil para conocer de primera mano la situación e ir adoptando las decisiones necesarias para solucionar los problemas que van surgiendo.

El delegado del Gobierno dijo que es consciente de que la mejora que se ha hecho en Beni Enzar ha repercutido negativamente en Farhana y Barrio Chino, ya que todo el comercio atípico se ha trasladado a estos dos puestos. Indicó que se va a seguir actuando para reducir este impacto, al tiempo que se mostró convencido de que hay que seguir priorizando el buen funcionamiento de Beni Enzar, algo que dijo que se consigue manteniendo la fluidez necesaria sin poner en riesgo la seguridad.

El Barkani apuntó que cuando se incrementa la afluencia de vehículos se abren incluso cuatro carriles de entrada a nuestra ciudad, algo que ocurre sobre todo los fines de semana, pero que por ejemplo también ha sido necesario en los últimos días. Apuntó que en la salida también se habilita un carril más cuando hace falta, aunque dejó claro que la gestión de la frontera no es algo que decida uno solo, sino que hay que contar con la colaboración de Marruecos.

De hecho, indicó que el miércoles se produjo una importante afluencia de vehículos del país vecino por Beni Enzar y coincidió además con la llegada de un buque, estas dos circunstancias provocaron que hubiera más personas de lo habitual queriendo cruzar la frontera, pero señaló que como en cualquier ocasión se adoptan medidas para solventar esta situación.

El delegado aprovechó, además, para poner en valor el trabajo que realizan a diario las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y resaltó la importancia de contar con efectivos de la UIP (Unidad de Intervención Policial) Y UPR (Unidad de Prevención y Reacción).

El delegado reiteró que continúan trabajando día a día para lograr que los pasos fronterizos funcionen de la mejor forma posible y dejó claro que van a seguir en esta línea hasta lograr los objetivos marcados.

“Los porteadores no mantienen la cola ordenada y por eso tenemos que actuar”

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, aseguró que se está trabajando para conseguir que la COA que se ha puesto entre Beni Enzar y Barrio Chino funcione bien. El Barkani apuntó que hay un problema porque los porteadores no son capaces de mantener una cola ordenada, lo que hace necesaria la intervención policial, pero dijo que la intención es conseguir que estas personas que se dedican al paso de mercancías sean conscientes de que con orden todo funcionará mucho mejor. El Barkani se mostró convencido de que la idea de poner este autobús es positiva y a la larga dará buenos frutos. Recordó, además, que se trata de una medida que ha sido acordada por Ciudad, Delegación y empresarios. Dijo que la priorización de las personas que van con un billete de la COA para que puedan pasar antes por Barrio Chino va en la línea de intentar mejorar el tránsito y controlar las colas. Además, apuntó que habrá que hacer algunas mejoras de infraestructuras para reorganizar unas colas, que advirtió de que si no se controlan bien pueden provocar problemas graves e incluso poner en riesgo la vida de algunas de las personas que pasan bultos. “Eso es algo en lo que cada día pensamos todos y por eso muchas veces hay que hacer un uso proporcionado de la fuerza por parte de la Policía para poner orden”. El delegado expresó su total confianza en que los porteadores acabarán viendo que lo mejor para todos es cooperar para lograr un tránsito cada vez más ágil.

“El tratado de vecindad con Marruecos sigue”

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, dejó claro ayer que el tratado de vecindad con Marruecos sigue vigente y que los residentes en Nador no precisan visado para pasar a nuestra ciudad. Reconoció, eso sí, que el alguna ocasión se puede producir alguna confusión, pero reiteró que las directrices que tienen los agentes que se encargan del control de entrada y salida de personas en Beni Enzar son clarísimas y van en la línea de cumplir con este acuerdo. El máximo representante del Gobierno central en nuestra ciudad apuntó que su intención es que los dos países se comuniquen de forma fluida y reiteró que bajo su punto de vista la frontera tiene que ser una infraestructura que sirva para unir y no para separar. El Barkani indicó que si en alguna ocasión se ha producido alguna disfunción en este control documental piden disculpas, pero insistió en que no es la tónica general.