• No descartan llevar el asunto a la Fiscalía e insisten en que el Estado rescate las competencias

El presidente de Coalición por Melilla (CpM), Mustafa Aberchán, consideró ayer que el consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, debería ser cesado inmediatamente, tras las declaraciones hechas a raíz de la muerte de un menor que estaba acogido en la Gota de Leche. Aberchán consideró que el consejero ha demostrado tener tan poca sensibilidad como una medusa. Además, dijo que su formación está pensando llevar este asunto a la Fiscalía.

El líder del principal partido de la oposición señaló que lo único que quería este menor era buscar un futuro mejor en la península y lamentó las desafortunadas afirmaciones hechas por Ventura. El cepemista indicó que no entiende la falta de humanidad que ha tenido con los padres de este joven y el otro chico que falleció el 22 de diciembre y estaba en el centro de reforma. Consideró que los sentimientos de unos familiares que han perdido a sus hijos son universales y criticó la actitud del consejero.

Protección de datos

Asimismo, el líder del principal partido de la oposición indicó que se ha ido en contra de la obligación de proteger los datos de los menores, ya que el consejero dijo el nombre completo e incluso hizo referencia a que el chico fallecido tenía problemas de drogadicción.

Aberchán criticó también al presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, al que acusó de estar escondido ante una situación de este tipo.

El presidente de CpM indicó que su formación sigue apostando por que las competencias en materia de menores sean devueltas al Estado. Aseguró que han pedido un SOS a los partidos con representación en el Congreso para que busquen la vía de que de forma efectiva se rescaten estas competencias. Insistió en que está convencido de que la Administración local no es capaz de hacer frente a esta responsabilidad como se ha demostrado.

Es más, el líder del principal partido de la oposición dijo que si el presidente de la Ciudad no hace caso a esta petición propondrán que se haga una consulta popular para que los ciudadanos melillenses den cuenta de qué es lo que quieren que se haga en este asunto. Se mostró convencido de que todos estarán de acuerdo en que sería mejor que el Estado se encargara de esta gestión. Eso sí, no precisó cómo se haría esta consulta ciudadana.

Aberchán recordó que hace más de doce años Imbroda solicitó que el Estado se encargara de este asunto. Indicó que no entiende que ahora, cuando la cifra de acogidos se ha multiplicado, no vea la necesidad de que la Administración central se implique directamente en la gestión de este asunto.

La primera vez

El cepemista apuntó que es la primera vez que se da una situación en nuestra ciudad en la que haya dos jóvenes fallecidos en apenas dos semanas. Consideró que hay que buscar una vía efectiva para que algo así no vuelva a repetirse. Aberchán reiteró, asimismo, que la actitud de Ventura ha estado totalmente fuera de lugar. El líder del principal partido de la oposición tachó de “vergüenza nacional” esta situación y exigió responsabilidades por lo sucedido.