• El delegado afirma que España ha vivido su mejor etapa amparada por la Carta Magna

La Delegación del Gobierno celebró ayer por quinto año consecutivo el Día de la Constitución. El delegado, Abdelmalik El Barkani, destacó la importancia de la Carta Magna que ha permitido a España vivir su mejor etapa de la historia. Aseguró que los 39 años de historia de la Constitución han estado marcados por la “estabilidad, igualdad y diversidad”. Aseguró que si hay cambios, deberán hacerse con espíritu constitucionalista.

“La Carta Magna consagró un Estado de Derecho que ha sido la piedra angular de nuestro sistema y que, a pesar de haber sufrido los vanos intentos de ser puesto en jaque por quienes demuestran un total desapego a la legislación vigente, ha encontrado, en ella misma, la mejor solución y la más pacífica y efectiva de las respuestas posibles”, aseveró.

Voces por el cambio

Arropado por el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, y el comandante general de Melilla, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, el delegado dijo que los españoles pueden estar orgullosos de esta Constitución. Reconoció, eso sí, que casi 40 años después de su puesta en marcha, se alzan voces que demandan nuevos matices y que piden una reforma que, en todo caso, “siempre deberá impregnarse de ese espíritu democrático y amplio consenso que hace 39 años hizo posible la aprobación de nuestra Ley de Leyes”.

Consideró que los españoles pueden seguir encontrando elementos inspiradores en el espíritu de la transición, basados en la concordia, el diálogo a pesar de las discrepancias y “el afán y el compromiso por construir un país más grande, justo, solidario, más desarrollado y más democrático si cabe”.

“Cuando se aplica nuestra Constitución ganamos todos”, apostilló, al tiempo que dejó claro que “las leyes son las reglas del juego”. El Barkani aseveró que si se cumplen estas leyes triunfa la normalidad y las dificultades se superan, “como se ha demostrado este mismo año con ocasión de la crisis institucional promovida por los partidos independentistas de Cataluña”.

“Sin temor a equivocarme, puedo afirmar que nuestra Carta Magna es el instrumento que hoy nos permite hablar, con toda naturalidad, de igualdad, diversidad, derechos y obligaciones, de coincidir y discrepar”, reiteró el máximo representante del Gobierno central en nuestra ciudad.

Una bandera de todos

El delegado tuvo también una mención para la bandera, que consideró que encarna a todas las regiones y a todas las sensibilidades que han permitido construir la España que hoy disfrutamos y queemanó del consenso político y social que se alcanzó en 1978.

“Quedémonos pues con este mensaje de futuro, de confianza y esperanza en una gran nación, que en su Constitución sigue encontrando su principal herramienta de progreso”, aseveró.

Al acto de celebración acudió gran parte del Gobierno local, además de numerosas autoridades y miembros del Partido Popular de Melilla.

Durante dota la mañana de ayer se realizaron diferentes actos de homenaje a la Carta Magna en neustra ciudad en los que se puso en valor la importancia que ha tenido ésta para el desarrollo de nuestro país.