• El delegado descarta que Beni Enzar vaya a volver a recibir mercancía durante los 6 meses de actuación

La obra del desdoblamiento de la carretera de Farhana arrancará de manera “inmediata”. El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, aseguró ayer que en cuanto se termine el trámite del pago de los terrenos expropiados, que según la publicación del BOE (Boletín Oficial del Estado) del martes, se hará efectivo el próximo día 20 de este mes, arrancará la obra. El Barkani adelantó en declaraciones a la prensa que la actuación será compatible con el normal funcionamiento del puesto fronterizo, aunque reconoció que como cuando se ejecuta cualquier obra los usuarios sufrirán “algunas molestias”.

El delegado del Gobierno dejó claro, eso sí, que esta obra no va a provocar que el comercio atípico vuelva a pasar por Beni Enzar. Hay que recordar que desde hace unas semanas el paso de bultos, tanto por parte de personas como en vehículos, ha sido trasladado a Barrio Chino y Farhana con el objetivo de mejorar el tránsito y liberar el principal paso de la ciudad para que turistas de ambos lados de la frontera puedan cruzar de forma más ágil. “Lo que tengo claro es que Beni Enzar no va a volver a absorber ese comercio si es lo que me está preguntando”, aseveró El Barkani.

Sin mucha incidencia

El máximo representante del Gobierno central en nuestra ciudad consideró que si la obra se proyecta de forma correcta y en acuerdo con los criterios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado está convencido de que la incidencia será menor, a sabiendas, eso sí, de que es imposible que no se produzca ninguna molestia.

El delegado dijo que está “contento” de la evolución que han experimentado los pasos fronterizos de nuestra ciudad, especialmente el de Beni Enzar. Aseguró que esta mejora será aún más palpable en Farhana una vez que concluya la actuación del desdoblamiento de la carretera y adelantó que también se va a intervenir en breve en Barrio Chino.

El Barkani dijo que el objetivo es mejorar las condiciones en las que los policías y guardias civiles desempeñan su trabajo en la frontera, al tiempo que también se consigue que el paso de personas, tanto melillenses como nadorenses, sea más fluido.

El delegado del Gobierno se mostró convencido de que los pasos fronterizos van a seguir mejorando como ha venido ocurriendo en los últimos años y los ciudadanos van a poder pasar de un lado a otro sin problemas.

Hay que recordar que la situación de la frontera viene siendo complicada en los últimos meses. Desde este verano se ha ido restringiendo de forma paulatina el paso de mercancía por Beni Enzar con el objetivo de trasladarlo a Barrio Chino y Farhana, como ya ha ocurrido. Las protestas de los porteadores y la poca colaboración por parte de Marruecos en algunos momentos han provocado cierres constantes en los puestos y el malestar entre los empresarios locales.

Desde la Ciudad y la Delegación se ha insistido en la necesidad de reordenar los tránsitos y de que el comercio no copara la actividad de los tres pasos. Asimismo, han insistido en que se continuarán haciendo actuaciones de mejora como la que ahora arrancará, si no hay ningún imprevisto, en la carretera de Farhana, después de las obras que ya se realizaron en el puesto fronterizo.