• Asegura que si se reforma la Carta Magna debe ser para exigir un cumplimiento aún mayor de los derechos

El presidente de Coalición por Melilla (CpM), Mustafa Aberchán, aseguró ayer, tras el acto de homenaje a la Constitución, que no recordaba otras ocasiones en la que el Día de la Carta Magna estuviera marcado por tantas reivindicaciones sociales como el de ayer. Subrayó que, por un lado, había un grupo de niños solicitando su ingreso en un colegio. También indicó que estaban los padres de los chicos tiroteados por la Marina Marroquí, Emin y Pisly, para solicitar una respuesta al Gobierno local y a la Delegación del Gobierno. Además, argumentó que aún hay muchas familias en Melilla sin cobrar el ingreso melillense de inserción (IMI). Aseveró que las tres son cuestiones importantes que tienen que ver con derechos fundamentales recogidos en la Constitución española.

Aberchán destacó que es cierto que nuestra ciudad ha avanzado desde 1978 gracias a la Carta Magna. Sin embargo, subrayó que en los últimos diez años lo que hay es más malestar en la sociedad, así como un incremento de los parados y problemas educativos.

Resaltó que es un derecho constitucional que los menores tengan asignado un colegio. Además, calificó de “una falta de responsabilidad de los poderes públicos, en este caso, de la Consejería y de los técnicos de Bienestar Social”.

El líder de los cepemistas aseveró que no podían faltar en este nuevo cumpleaños de la Constitución “celebrando lo más importante en nuestra sociedad democrática”. Indicó que ya casi se ha vivido el mismo periodo de dictadura que de democracia, pues el próximo año la Carta Magna celebrará su cuarenta aniversario.

La crisis catalana

Aberchán lamentó que este año se haya vivido “el quebranto” por una reivindicación de parte de políticos de Cataluña de intentar romper la unidad de España.

En este sentido, añadió que fue CpM quien propuso una invitación a todos los partidos de la Asamblea para redactar una declaración conjunta en defensa de la unidad territorial y de las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Doble lectura

Por otro lado, el líder de los cepemistas hizo hincapié en que siempre se puede hacer una segunda lectura de esta celebración del aniversario de la Constitución. Explicó que cuando se habla de la reforma de este texto se debe pensar en “elevar el tono imperativo” de que los poderes públicos cumplan con los derechos que se incluyen en la Carta Magna, como el de recibir una educación, tener una vivienda o un trabajo. “Convivir significa practicar políticas iguales y convivir pacíficamente es asumir la responsabilidad que tiene cada cual en esta sociedad”, añadió Aberchán.