• La entidad ya ha puesto su iluminación navideña y ha instalado un belén de 300 piezas

La Navidad ya ha llegado al Real Club Marítimo de Melilla. Su fachada principal luce desde el pasado día 1 la cálida iluminación especial con motivo de las fiestas navideñas.

Unas luces que no solo se pueden observar sobre la fachada del edificio principal, construido en los años veinte, sino que también se han decorado zonas interiores del Club. En este sentido, destacan los ojos de buey que hay en la parte que da a la pérgola, además de las nuevas cortinas luminarias instaladas en la cafetería, según informó la entidad en un comunicado.

Otro punto que se ha decorado también este año en el Club Marítimo es la entrada del Centro de Actividades Náuticas.

La iluminación persigue desde hace cinco años la sostenibilidad energética, por los que está compuesta por bombillas de bajo consumo. De igual forma, cada año se van ampliando las zonas iluminadas.

Las luces se mantendrán encendidas durante todas las navidades, hasta el día de Reyes, tras el que se volverá a la normalidad.

Pero el Club Marítimo no solo destaca en estos días por su nueva iluminación navideña, sino que también se ha preparado una amplia agenda de actividades para todos los socios.

Entre las actividades se incluyen las estrictamente deportivas, destacando una nueva edición del Trofeo Joyas Victorias de vela, además de las tradicionales competiciones de pesca, junto a los tradicionales juegos de mesa que reúne a los socios más veteranos de la entidad.

Al mismo tiempo y por cuarto año consecutivo, en la recepción se ha instalado un “impresionante” belén que ocupa doce metros cuadrados. Su autor es Agustín Durán, que viene colaborando con el Club Marítimo en los últimos años.

En esta ocasión, la gran novedad es la recreación de la muralla de Melilla La Vieja y la Puerta de la Marina. Más de trescientas piezas componen este nacimiento que puede ser visitado en cualquier momento del día.