Prodein denuncia la situación de 62 niños melillenses a los que se ha denegado el acceso a colegios públicos

Una treintena de niños dieron ayer sus primeras clases en la Plaza de España. Nacieron en Melilla, pero sus solicitudes de escolarización no obtuvieron respuesta alguna por parte de la Dirección Provincial del Ministerio de Educación. Así lo denunció el presidente de la asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein), José Palazón. Según expuso, los menores tienen entre 6 y 11 años y nunca han estado en ninguno de los colegios públicos de la ciudad. La mayoría viven en las barriadas de La Cañada de Hidum y Reina Regente. “Se encuentran en esta situación porque no cuentan con el permiso de residencia, a pesar de que nacieron aquí, como muchas de sus madres”, sostuvo Palazón ante los medios.

Según adelantó el fundador de Prodein, los niños darán clases indefinidamente en la céntrica plaza hasta que se encuentre una solución a su situación. Es decir, hasta que sean escolarizados los centros dependientes de Educación, como menores españoles que son. “Si hace falta estaremos hasta que termine el curso escolar”, sostuvo el activista.

Escrito en la Fiscalía

Esta es la decisión a la que han llegado familiares y activistas después de que la asociación registrase un escrito el pasado 28 de septiembre en la Fiscalía de Menores, denunciado que unos 62 niños no habían sido admitidos en ningún centro escolar.

“A fecha de hoy no hay ningún resultado”, lamentó Palazón. “Vemos muy grave que ni Educación ni Fiscalía se hayan pronunciado al respecto”, señaló.

La Residencia Marroquí

El portavoz de Prodein aclaró que, de los 62 menores de los que la asociación dio parte a la Fiscalía de Menores, el 70% había estado asistiendo a las clases en la Residencia de Estudiantes Marroquíes Musulmanes. Según incidió Palazón, “no les queda otro remedio” debido al rechazo de la Dirección Provincial de Educación.

“No se les puede considerar escolarizados”, subrayó. Según argumentó, los estudios de este centro no son convalidables en el sistema educativo español. “Es una vergüenza que no se adapte”, valoró. Por su parte, el responsable de la asociación consideró que, si se quieren evitar problemas como la delincuencia o la inseguridad en las calles, es importante facilitar que los menores acudan a la escuela. “Todos tenemos que estar integrados”, manifestó.

Según agregó Palazón, ayer no acudieron a la Plaza de España muchos de los niños que se encuentran sin escolarizar por el miedo que sus familiares tienen a las represalias. “Temen que se los lleven a Marruecos por no estar empadronados en Melilla”.

Calzado: “Escolarizamos a todos los niños que llegan con documentación”

El responsable de la Dirección Provincial de Educación, José Manuel Calzado, subrayó a los medios de comunicación que en Melilla se escolariza a todos los menores que aportan la correspondiente documentación. Según señaló, lo que no se puede es escolarizar a aquellos que no disponen de padrón o tarjeta de residencia. “Estamos cumpliendo una normativa que está vigente en toda españa”, justificó Calzado. Al respecto, hizo hincapié en que Melilla es una ciudad en la que, por su peculiaridad fronteriza, se dan situaciones que son especiales. Como ejemplo, expuso que habrá padres que, a pesar de residir con sus hijos en Marruecos, prefieran que estos sean escolarizados en la ciudad. Por otro lado, apuntó que un menor puede haber nacido en Melilla, pero “ser marroquí” y vivir en el país vecino. Asimismo, Calzado señaló que, en los casos en los que los menores viven en la ciudad junto a sus padres, pero estos no disponen del permiso de residencia, habría que estudiar las causas de que se encuentren en esta circunstancia. Según resumió, no se puede escolarizar a niños que no tienen la documentación pertinente o que no están tutorizados por su padres, alguna institución o los servicios sociales.