• El presidente de Acome afirma que los locales en Valenzuela tienen precios elevados para los comerciantes

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Melilla (Acome), Enrique Alcoba, aseguró que “las tiendas de comerciantes locales tendrían que vender mucho para poder pagar el alquiler de un local en el centro comercial”.

Alcoba subrayó que las condiciones que presentó la constructora de este edificio a los negocios melillenses “son muy malas”. En este sentido, resaltó que los alquileres son “abusivos” para los comerciantes de la ciudad y el pago de la comunidad del inmueble también es “desproporcionado”.

El presidente de Acome reiteró que para que un comerciante de Melilla pudiera hacer frente a esa inversión, debería vender mucha mercancía. En cambio, las condiciones de alquiler para las franquicias son diferentes, añadió.

El representante de los comerciantes señaló que las multinacionales sí están acostumbradas a abonar esos alquileres tan altos. También matizó que hay diferentes precios para estas grandes marcas respecto a lo que se ofrece a los negocios melillenses.

Alcoba desconoce si algún comerciante que ahora esté interesado en el centro comercial y que vaya a abrir un establecimiento en el interior del inmueble.

No obstante, ya se anunció por parte de las autoridades que se iba a reservar un 10% de los locales para los empresarios melillenses.

De cara a Marruecos

Por otro lado, el presidente de Acome comentó que este centro comercial estará enfocado a la llegada de ciudadanos de Marruecos. Aseveró que el mercado en Melilla es limitado y no tiene sentido que la constructora haya pensado sólo en el cliente melillense para desarrollar esta gran superficie de compras.

Indicó que ya los comerciantes melillenses están faltos de ciudadanos que hagan compras y que no tendría sentido que ese centro comercial estuviera enfocado a la población de Melilla.

Una frontera fluida

Alcoba no quiere aventurar lo que puede pasar en las tiendas del centro y de los barrios cuando abra esta gran superficie. Pero destacó que lo principal para todos es que la frontera entre nuestra ciudad y Marruecos sea fluida y pasen los turistas y los marroquíes que vienen a hacer sus compras.

En cuanto a la reunión del pasado viernes con el presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, y el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, aseveró que está “satisfecho” porque hay voluntad por parte de las autoridades de poner una solución a los problemas de la frontera.

Señaló que el sector de los empresarios lleva tiempo mostrando sus quejas, pero no por gusto, sino porque todos los sectores de la ciudad se están viendo afectados por los cierres en los pasos fronterizos.

El presidente de Acome resaltó que están de acuerdo en que se limite el número de coches que hay con el comercio atípico y que se les exijan unas condiciones mínimas para circular por nuestra ciudad.

En relación al proyecto de construcción de un centro de distribución de mercancía en Barrio Chino, Alcoba afirmó que es una medida “positiva”, ya que permitirá regular mejor la zona para la descarga de las furgonetas.

Por último, Alcoba indicó que esperan que las autoridades sigan aplicando medidas para que Beni Enzar sea un paso para turistas, libre de comercio atípico.