• Guerra asegura que hay que realizar ya otras políticas

El coordinador de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en Melilla, Emilio Guerra, se refirió ayer a la reciente polémica sobre el informe de ampliación del puerto presentado a los partidos políticos de la Asamblea. Afirmó que la “historia es vieja e inacabable”, puesto que se remonta a abril de 2009, cuando el presidente de la Ciudad en el Salón Dorado hablaba de un proyecto “cuyo importe rondaba entre 300 y 400 millones de euros y crearía unos 5.000 puestos de trabajo directos e indirectos”. Aseveró, en una nota de prensa, que nuestra ciudad no puede estar esperando medidas de crecimiento económico a largo plazo.

El dirigente local de UPyD dijo que “la cantinela se ha venido reiterando desde entonces, sobre todo en periodos electorales, pero a día de hoy, no tenemos más que palabras, de ahí las lógicas reticencias y dudas de todos”. Añadió que el interés de la Ciudad se debe a que liberará suelo y beneficiará a las arcas municipales.

Guerra argumentó que “Melilla está huérfana de iniciativas estatales e institucionales enfocadas a reactivar el motor de crecimiento, por tanto, debemos estar abiertos a esas ideas”. Pero apuntó que “el Gobierno de Imbroda se equivoca cuando considera la ampliación del puerto como única opción de mejora de nuestra maltrecha economía”.

Cree que, en la actual situación, Melilla no puede estar esperando supuestos proyectos a largo plazo. Por ello, recordó algunas de las propuestas de su partido que se pueden aplicar en unos pocos meses, como la potenciación de la industria de la cultura, algo que genera “un 4,5% del PIB europeo y el 7,5% mundial”.