• De Castro asegura que tienen dudas sobre este proyecto y teme que la inversión no dé resultados

Ciudadanos Melilla (C’s) expresó ayer sus dudas sobre el proyecto de ampliación del puerto comercial. El líder de la formación naranja, Eduardo de Castro, informó de su intención de presentar una pregunta parlamentaria en el Congreso de los Diputados sobre esta obra. El portavoz de C’s en la Asamblea señaló que la pregunta será planteada en la Comisión de Fomento de la Cámara Baja para que el Gobierno central explique la efectividad en la ejecución de la ampliación del puerto y las previsiones que tiene respecto a este proyecto. De Castro indicó que tras la reunión que mantuvieron el martes con el presidente del Puerto, Miguel Marín, sigue sin ver claros algunos aspectos de esta construcción.

En primer lugar, destacó que el Plan Estratégico de la Autoridad Portuaria de Melilla, vigente hasta 2022, contiene datos desactualizados respecto al proyecto de ampliación del puerto por la variación que ha experimentado este sector desde que en 2012 se terminó de redactar.

De Castro advirtió de que esa desactualización será mayor de aquí a que termine la ejecución de la obra dentro de varios años.

El dirigente de la formación naranja también mostró su convencimiento de que el puerto de Melilla no podrá competir con los dos “mega puertos” que Marruecos está construyendo en la vecina provincia de Nador e incluso con el de Tánger, que ya está robando mercado al de Algeciras. Explicó que los menores costes portuarios y de mano de obra en el país vecino, así como el crecimiento económico que éste está experimentando, son aspectos que no se están teniendo en cuenta por parte de la Autoridad Portuaria.

Espera que no haya despilfarro

El portavoz de C’s añadió que estas dudas no significan que su partido esté en contra de la ampliación del puerto, ya que considera que es un proyecto de ciudad y “la oposición también quiere una Melilla mejor y para todos”, aunque argumentó que no desean que esta obra “acabe como un despilfarro de dinero público como ha ocurrido en otros puertos”.

De hecho, De Castro señaló que otros factores que le hacen dudar de la obra son los cambios en los plazos de ejecución del proyecto, así como de las inversiones necesarias porque el presupuesto se ha modificado en varias ocasiones y además, en el número de puestos de trabajo que se iban a crear. En este último caso, el líder de C’s indicó que Marín les dijo que de los 3.600 empleos que se iban a generar en un inicio, finalmente se prevé que haya 400 personas trabajando en la obra y otras 2.500 de forma directa e indirecta.