Advertisement
  • El Comité Nacional de Fútbol Sala ha admitido al Comarca de Níjar en el Grupo III de Segunda Femenina en sustitución del Multi Sport, que se retiró al final de la pasada semana

  • El cuadro local recupera a sus efectivos

Durante esta semana ha habido dudas sesiones de entrenamientos.

Uno de los equipos melillenses que comenzará su caminar liguero este próximo fin de semana será el Torreblanca, conjunto femenino de fútbol sala que lo hará en su grupo nacional de Segunda División.

Durante estas últimas horas el calendario oficial del conjunto de nuestra ciudad se ha visto retocado después de que el Comité Nacional de Fútbol Sala ha admitido al Comarca de Níjar en el Grupo 3 de Segunda Femenina en sustitución del Multi Sport, que se retiró al final de la pasada semana debido a la aparición de múltiples problemas que aparecieron. De esta forma el cuadro almeriense del Comarca de Níjar que durante estos últimos años ha intentado en las diferentes fases de ascenso el llegar a la Segunda División del fútbol sala sin ninguna suerte ha visto recompensado todo este trabajo con el ascenso de cara a la temporada que comenzará este próximo fin de semana.

De esta forma, este grupo nacional estará configurado por los conjuntos de Alcantarilla, Almagro, Atlético Torcal, Cefo, Comarca de Níjar, Deportivo Córdoba, El Ejido, Hispania, Joventud Elche, Loja, Martos, Monachil, Roldán B, Quijote Futsal San Juan Bosco y el Torreblanca.

Actualidad deportiva

El conjunto dirigido por José Andújar sigue con su intensa semana de entrenamientos para intentar poner a cien a cada una de sus jugadores, después de todos los problemas de lesiones que asolaron al equipo melillense durante la pasada semana y que hizo que se tuviera que suspender la minigira a realizar por tierras murcianas y almerienses, para la disputa de tres partidos de pretemporada.

En la actualidad las jugadoras lesionadas María Soto y la portera Irene ya están trabajando al cien por cien de facultades físicas, mientras que la brasileño Raquel Souza, con problemas en una de sus rodillas ya se ejercita con la mirada puesta en poder estar vestida de corto para el primer choque de la temporada.

Una de las serias dudas que tendrá el cuadro melillense se centra en Lubna, que está a la espera de la realización de unas pruebas médicas.

El primero de los partidos de la presente temporada se disputará en la mañana del próximo domingo, a partir de las 12:30 horas, en el pabellón Lázaro Fernández siendo el rival a batir el Atlético Torcal. Las melillenses esperan sumar con mucho esfuerzo y sacrificio estos tres primeros puntos de esta dura temporada liguera.