Advertisement

El 45,7% de las casas tienen un seguro de hogar, frente a la media del 75,4% registrada en España

Melilla tiene el porcentaje más bajo del conjunto nacional en viviendas con seguro del hogar, con un 45,7% frente a la media del 75,4% en toda España, según datos del informe anual de la patronal del seguro español, Unespa.

El 75,4% de las viviendas españolas tiene un seguro de hogar, lo que significa que uno de cada cuatro hogares todavía no está protegido, refleja el informe.

En cuanto a la distribución geográfica, existen diferencias entre las distintas comunidades autónomas, con mayor incidencia en el norte peninsular y menos en las regiones insulares, mientras que, por tipo de cliente, las parejas con hijos son las que más contratan estas pólizas.

Datos nacionales

Según el informe ‘Estamos Seguros’ de Unespa, el País Vasco es la comunidad autónoma que lidera el índice de penetración del seguro de hogar, con un 90,2% de las viviendas, seguido de Navarra, con un 83,2%, y de Cantabria, con un 82,6%, al cierre del ejercicio pasado.

A continuación se sitúa Madrid, donde el 80,6% de los hogares tienen una póliza, y luego aparecen La Rioja (79,9%), Castilla y León (78,8%), Cataluña (77,8%), Asturias (77,6%), Murcia (77,5%), Extremadura (77%), Comunidad Valenciana (76,3%) y Aragón (75,8%), todas ellas por encima de la media española.

En el lado contrario, Canarias es la región con menos viviendas aseguradas, solo el 61,4%, seguida de Galicia, con el 64%, y de Baleares, con el 65,5 %.

Además, Andalucía, con un 66,8%, y Castilla-La Mancha, con un 68,8%, también se encuentran por debajo de la media nacional.

Por último, las ciudades autónomas de Ceuta (50%) y Melilla (45,7%) son las que menor porcentaje de pólizas contratadas de este tipo presentan.

En cuanto a la tipología de los hogares asegurados, el informe indica que los que más suelen asegurar su vivienda son las parejas con dos hijos menores (el 83,9%) y aquellas con al menos un hijo menor de edad (el 81,9%), así como las parejas mayores con al menos uno de los integrantes con más de 65 años (el 80,4%).

Los individuos de menos de 30 años que viven solos son, por el contrario, los que menos aseguran su hogar, ya que solo el 32,5% de ellos contrata un seguro de este tipo.