Advertisement

Se acabaron las vacaciones. El inicio del curso escolar marca para muchos el fin del verano. Y ya está aquí la vuelta al cole, temida tanto para los alumnos como para los padres, que tienen que enfrentarse durante estos días a un gran desembolso económico para la compra de libros y de diferente material para las clases.

Entre 17.000 y 18.000 estudiantes se incorporarán hoy a las clases en nuestra ciudad en Infantil, Primaria y Secundaria, según los datos facilitados por la Dirección Provincial de Educación. La previsión es que la cifra llegue hasta los 22.000 estudiantes, contando los estudiantes de Formación Profesional, la Escuela de Idiomas, el Conservatorio y Educación de Adultos que están matriculados en Melilla.

El número de alumnos es prácticamente el mismo que el del año pasado aunque los centros escolares sí contarán con más docentes, pasando de los 1.310 del curso anterior a los 1.326, según los datos que baraja el director provincial de Educación, José Manuel Calzado.

Arrancará hoy un curso que ha estado precedido por la polémica por las aulas provisionales para alumnos de Infantil, que finalmente se han instalado en el antiguo Centro de Profesores y Recursos (CPR) de Melilla, después de que las familias se negaran a llevar a sus hijos al centro de María Inmaculada.

Las aulas estarán listas para que hoy los pequeños puedan iniciar el curso en el CPR, a la espera de que se trasladen a las aulas prefabricadas en el cuartel de Santiago. Esperemos que estas instalaciones sean adecuadas para estos niños. El futuro es de ellos.