Advertisement
  • Los antitaurinos piden que la Ciudad deje de subvencionar “los eventos donde maltratan al animal”

Unas 60 personas, componentes y simpatizantes de la plataforma Melilla Antitaurina, se concentraron ayer ante la plaza de toros para exigir la abolición de la tauromaquia. El encuentro tuvo lugar a la misma hora en la que los toreros Juan Mora y Antonio Ferrera hicieron su entrada al coso vestidos con sus trajes de luces sobre una carroza tirada por caballos engalanados para la ocasión.

Este es el tercer año consecutivo en el que estos melillenses alzan su voz para acabar con “el maltrato que sufren los toros por el disfrute de unos pocos”, según explicaron desde la organización del encuentro. Miembros de la plataforma criticaron que la Ciudad subvencionara “esta clase de eventos donde maltratan al animal”, por lo que uno de sus lemas principales contra las corridas de toros fue “no con mi dinero”.

Proclamas y críticas

La Viceconsejería de Festejos ha destinado este año 170.000 euros a los eventos taurinos, algo que esta plataforma no puede entender, ya que no consideran estos actos como “cultura ni arte”, sino como una “barbarie”. “La tortura no es cultura” corearon repetidas veces los manifestantes frente a la Mezquita del Toreo.

Por otro lado, señalaron que este presupuesto se podría haber dedicado a otros proyectos “mucho más importantes” para Melilla y sus ciudadanos, en lugar de financiar “el asesinato, porque esto claramente no es toreo”.

Desde Melilla Antitaurina explicaron que habían presentado en numerosas ocasiones su petición de abolición de las corridas de toros a la Ciudad, “pero siempre cae en saco roto”. De acuerdo con la organización antitaurina: “el Ayuntamiento no se ha molestado ni en responder a nuestras peticiones, ni tan sólo nos ha dado una negativa, simplemente nos ha ignorado”.

Jóvenes antitaurinos

Representantes de la plataforma se mostraron contentos porque muchos de los asistentes a su concentración eran jóvenes. Por ello, aseguraron estar muy orgullosos de que la juventud melillense “se una a la causa y demuestren su rechazo a estos actos”. “Está claro que no quieren el mundo de la tauromaquia en Melilla”, sentenciaron.

Muchos de estos jóvenes portaron pancartas varios lemas como ‘Tauromaquia abolición’, ‘No a la tortura’ o ‘La tortura no es cultura’. Tampoco faltaron carteles y camisetas con reclamaciones como ‘No más subvenciones para la tauromaquia’ y ‘Referéndum ya contra las corridas de toros’.

Melilla Antitaurina también quiso expresar su rechazo contra el maltrato de cualquier animal, sin distinción de especie. Este apunte vino dado tras las recientes críticas recibidas a través de las redes sociales. Varios usuarios criticaron que se defendiera la vida de los toros, pero se pasara por alto a los borregos sacrificados durante el Aid El Kebir.