Advertisement
  • Se ha invertido algo más de un millón de euros y la obra ha generado 20 puestos de trabajo

El presidente de la Ciudad, Juan José Imbroda, y el consejero de Fomento, Javier González, inauguraron ayer la prolongación de la calle Escultor Mustafa Arruf que conectará con la carretera del aeropuerto mejorando los accesos a la base militar Alfonso XIII y a las futuras instalaciones de la sociedad protectora de animales. La obra ha costado algo más de un millón de euros y ha requerido un periodo de ejecución de nueve meses.

El presidente de la Ciudad resaltó que al margen de las mejoras en infraestructuras que supone esta actuación, también hay que destacar que ha permitido que una veintena de personas estén contratadas durante nueve meses, con los efectos positivos que eso tiene tanto para ellos como para sus familias.

Imbroda indicó que la carretera de 650 metros, que se ha hecho en forma de ‘L’, y las dos rotondas construidas en este espacio servirán para descongestionar el tráfico de esta zona. Además, señaló que el proyecto ha permitido la recuperación de zonas verdes ya que se ha incluido la plantación de árboles, así como la instalación de mobiliario en una zona de esparcimiento en la que también habrá un mirador, lo que contribuye a que los melillenses cuenten con un nuevo espacio de ocio.

Más aparcamiento

Asimismo, el máximo dirigente de la Ciudad resaltó que gracias a esta actuación se han habilitado más de 80 plazas de aparcamiento. El presidente destacó que este proyecto también servirá para recuperar un terreno en el que está previsto construir la sede de la sociedad protectora y de animales y ampliar la granja agrícola.

En la intervención se han explanado, no sólo los viales y rotondas proyectadas, sino que también se ha desmotando la loma que discurre paralela entre la pista de carros y el cerramiento de la base militar Alfonso XIII para el desarrollo del futuro aparcamiento de la base.

Además, en la carretera del aeropuerto se han instalado dos reductores de velocidad. Junto a la base militar se ha prohibido el aparcamiento.

En cuanto al equipamiento urbano se han colocado ocho bancos de 1,8 metros de longitud en la explanada de terrizo. Asimismo, habrá 17 papeleras de madera de 45 litros de capacidad.