Advertisement
  • El viceconsejero aclara que no está confirmado, pero que su impresión es que van a continuar en la ciudad

Baleària tiene la intención de continuar en Melilla. Así lo dijo ayer el viceconsejero de Turismo, Javier Mateo, que aclaró que no es algo que podría cambiar, pero que a priori según las conversaciones que ha tenido con los responsables de la naviera, quieren seguir prestando servicio en nuestra ciudad, a pesar de haberse quedado fuera del contrato marítimo.

El viceconsejero de Turismo indicó, incluso, que la compañía marítima tenía pensado traer un barco de mayores dimensiones y más rápido para operar los próximos meses en nuestra ciudad, a pesar del descontento que ha podido causar el hecho de que Marina Mercante haya adjudicado el contrato marítimo por 0 euros a la naviera que actualmente se encarga del servicio, Trasmediterránea.

Por parte de la naviera, prefirieron ayer no hacer declaraciones al respecto, aunque apuntaron que por el momento la programación en Melilla sigue activa.

Hay que recordar que el propio presidente de la naviera, Adolfo Utor, reconoció en la presentación de la compañía en nuestra ciudad que su intención era optar al contrato marítimo para encargarse de unir Melilla con Almería y Málaga. La empresa presentó una oferta por 14 millones de euros. Sin embargo, la adjudicataria puso sobre la mesa que sería capaz de prestar el servicio sin ningún coste para el Estado y finalmente ha sido la que se ha quedado con el contrato.

El viceconsejero de Turismo dijo, además, que en el caso hipotético de Baleària decidiera presentar un recurso contra la adjudicación del contrato, algo que aclaró que no está claro que vaya a ocurrir, esto no supondría un parón en la prestación del servicio. Señaló que sería un trámite por la vía administrativa, pero que las conexiones entre Melilla y la península estarían garantizadas.

A pesar de que todo apunta a que la oferta técnica de Baleària tenía más puntuación, el criterio económico ha sido el que ha primado a la hora de elegir a la empresa.

Trasmediterránea será la encargada de conectar Melilla con Málaga y Almería durante los dos próximos años, además de la posibilidad de una prórroga de seis meses. Aunque su oferta ha sido de 0 euros, la naviera tendrá que cumplir con lo que se exige en el pliego de condiciones, tanto en lo que se refiere a la calidad del servicio como a las tarifas máximas.

El viceconsejero de Turismo explicó que será Capitanía Marítima la que se encargará de controlar que todo lo recogido en este pliego se cumple. Aclaró que los melillenses pueden estar tranquilos porque de ninguna manera la empresa podrá saltarse estas exigencias, con independencia de que se hayan quedado con el contrato a coste 0.

Las tarifas máximas de Baleària eran más baratas que las que ofrece Trasmediterránea

La oferta técnica de Baleària fue mejor valorada que la de Trasmediterránea por Marina Mercante. Tanto en las tarifas máximas como en la edad de los buques la naviera que ha quedado fuera del concurso tenía más puntuación que la adjudicataria, aunque ocurría lo contrario en lo que se refiere al precio del contrato y la mejora del volumen de plazas. En lo que se refiere al precio, en todos los casos, excepto en el de butaca preferente (que es igual), las tarifas máximas de Baleária son más baratas que las de Trasmediterránea. Por ejemplo, el camarote cuádruple ocupado por dos cuesta 82 euro en el caso de la adjudicataria, mientras que en el de Baleària el precio es de 62 euros. Un turismo tiene un coste máximo de 80 con la que se ha llevado el servicio, y de 77 con la otra naviera.