Advertisement
  • En la barca iban 40 personas. De ellos, otros 14 se echaron al mar y fueron auxiliados por los marroquíes

Pasadas las 17:00 horas de ayer, una embarcación deportiva con 40 subsaharianos a bordo trató de acceder a la costa melillense por la zona próxima a Aguadú. Al ser descubiertos, 27 de los inmigrantes se lanzaron al agua. Trece de ellos fueron rescatados por efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, mientras que los otros 14 que se echaron al mar fueron auxiliados por una patrullera marroquí.

Las 13 personas rescatadas por los GEAS fueron trasladadas a Melilla, según indicaron a El Faro fuentes de la Delegación del Gobierno en nuestra ciudad. Del resto, tanto de los otros 14 que se tiraron al agua como de los 13 que permanecieron en la patera, se hicieron cargo los marroquíes, que los trasladaron hasta la costa de su país.

Fuentes de la Guardia Civil consultadas por este periódico añadieron que los 13 subsaharianos rescatados por los agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas “los pusieron a disposición de la Policía Nacional” una vez fueron desembarcados en el puerto melillense.

No ha trascendido si entre los ocupantes de la embarcación había alguna mujer o algún menor de edad.

Otra entrada por Aguadú

La entrada de ayer por las aguas próximas a Aguadú no es la primera que se produce este año por esa zona. El pasado 19 de mayo, efectivos del GEAS rescataron a 24 inmigrantes de una patera que había naufragado en esas aguas.

Todos ellos eran varones mayores de edad y se encontraban en buen estado de salud cuando fueron auxiliados por los miembros del citado grupo del Instituto Armado.

Tras el rescate, los subsaharianos fueron trasladados al puerto deportivo de la ciudad, y de ahí, al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Pocas semanas antes, el 6 de mayo, otra patera con 22 inmigrantes, entre los que había dos mujeres y dos menores de edad, entró a Melilla por el puerto comercial. Sus ocupantes fueron rescatados por el GEAS cuando la embarcación se estaba deshinchando.

En la playa del Hipódromo

Antes de la entrada registrada ayer en Aguadú, la última que tuvo lugar en Melilla ocurrió el pasado 4 de agosto, cuando una embarcación deportiva con 22 inmigrantes alcanzó la playa del Hipódromo.

En esa ocasión, los subsaharianos se ocultaron tras las embarcaciones que participaban en una regata en esas aguas, lo que impidió que fueran vistos.

En esta ocasión, dentro del grupo de subsaharianos había seis mujeres. Todos los que alcanzaron la costa melillense eran mayores de edad y fueron trasladados al CETI.