Advertisement
  • La Asociación Unificada Guardias Civiles advierte de que la ausencia de un plan de actuación ante un incidente puede provocar situación de “caos” y pone en peligro la seguridad de los agentes

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) exige la celebración de un protocolo de riesgos laborales que pueda ser consultado tanto por los guardias civiles como por los policías nacionales durante el transcurso de las obras de desdoble de la carretera de Farhana que, según anunció el pasado miércoles el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, comenzarán en la segunda quincena de septiembre. En declaraciones a El Faro la entidad aseguró que toda reforma “es bienvenida” y aplaude que se quiera ampliar la zona de acceso al paso fronterizo, pero teme que las reformas se desarrollen nuevamente a golpe de “improvisaciones”. En este sentido, AUGC se refirió a las pasadas obras del propio recinto fronterizo que han tenido lugar entre el año pasado y este provocaron malestar entre los agentes por la ausencia de un protocolo de riesgos laborales. Teme que el episodio se vuelva a repetir y ante tal probabilidad reivindica la elaboración de una serie de pautas de actuación ante posibles incidentes.

“Verdadero caos”

Según AUGC, si no se hace una prevención de los posibles riesgos, los funcionarios que trabajan en Farhana tendrán que soportar “un verdadero caos”, lo que para la asociación, pondría nuevamente de manifiesto una “falta de previsión” y hará “prácticamente imposible” que los agentes puedan prestar servicio. “En la última obra había una plataforma aérea y los funcionarios iban con una gorra, en lugar de cascos protectores. Tenemos que contar con las condiciones adecuadas”, manifestó.

Alternativa

AUGC pidió además que antes de comenzar las obras para mejorar el tránsito fronterizo, se establezcan las vías alternativas para el paso de los vehículos. En este punto subrayó una vez más que “no se puede improvisar sobre la marcha” y que no solo la ejecución de la propia obra tiene que estar minuciosamente preestablecida, sino que también hay que pensar en todo lo que la rodea. Según AUGC, durante el periodo de las obras también habría que aumentar el número de efectivos, ya que las condiciones laborales no serán las mismas. “Lo lógico y lo normal es que haya un refuerzo de agentes”, sentenció.

Anulación de la formalización del contrato

La Plataforma de Contratación del Estado del Ministerio de Interior informó el pasado viernes en su página web sobre la anulación de la formalización del contrato para el desarrollo del proyecto de desdoblamiento de calzada en la ML-101 entre la frontera con Marruecos y la carretera ML-300, incluyendo la ampliación del puente existente sobre el arroyo de Farhana. La empresa adjudicataria era Ferrovial Agroman, S.A. que presentó su oferta el 25 de abril de 2016. El importe de adjudicación fue de 1.087.812,18 euros y el presupuesto de licitación fue de 1.460.765 euros.

Farhana cerró en dos ocasiones durante las últimas obras de mejora

El paso fronterizo de Farhana, el segundo más importante de la ciudad, permaneció cerrado en dos ocasiones durante las obras de mejora que se realizaron entre este y el año pasado. El primer cierre tuvo lugar en febrero. El avance de las obras no permitió compaginarlas con el tránsito de personas y vehículos. Un nuevo cierre tuvo lugar dos meses más tarde. El objetivo, en esta ocasión, era completar el nuevo asfaltado de todo el recinto fronterizo. Las obras, adjudicadas a la empresa Construcciones Garzón S.A. por un importe de 560.278 euros, empezaron en agosto de 2016 para la reforma de la frontera, y se complementarán en la segunda quincena de septiembre con el desdoblamiento de la carretera de acceso al paso fronterizo, lo que supondrá “un cambio radical” de este puesto.