Esta noche, el grupo Opinión Popular de Melilla se ha concentrado frente a la Delegación del Gobierno, como protesta por la sensación de inseguridad ciudadana que se ha extendido entre una parte de la población melillense. En la manifestación, según datos de la Policía Nacional, han participado entre 350 y 400 personas, si bien los organizadores calculan que la cifra ha sido aproximadamente del doble. La protesta ha durado alrededor de 45 minutos y se ha desarrollado sin incidentes de gravedad. Sólo un manifestante ha sido requerido por la Policía por un delito de insultos a la autoridad.

En el manifiesto, se ha reivindicado el papel de los cuerpos de seguridad y se han pedido soluciones ante el incremento de la delincuencia. En este sentido, las críticas se han dirigido hacia el delegado del gobierno, Abdelmalik El Barkani, y se ha exculpado a los agentes de Policía y Guardia Civil, asegurando que “tienen las manos atadas”.