• Mohatar subraya que el Gobierno local ya está trabajando para cambiar el nombre de dos calles

Los grupos de la oposición en Melilla aplaudieron ayer el proyecto del Gobierno de la ciudad, del PP, para retirar en su totalidad el monumento franquista a los Héroes de España.

La Ciudad pretende sustituirlo en el plazo de un año por una obra de bronce diseñada por los artistas Antonio López, Julio López y Andrés García. El Gobierno local decidirá la próxima semana si será un torso femenino o masculino, según concretó la consejera de Cultura, Fadela Mohatar.

El abogado de Madrid Eduardo Ranz, que presentó la demanda para que se retiren los vestigios de la dictadura que permanecen en Melilla, se alegró por que se vaya a retirar el monumento pero dijo que simplemente se está cumpliendo la ley, con diez años de retraso.

El PSOE también reclamó que se retire la estatua de Franco, la última que queda en España.

La consejera señaló que lo harán si un juzgado lo impone. En relación con una demanda para la eliminación de los nombres de las calles José Antonio Primo de Rivera, Onésimo Redondo y José Millán Astray, aseguró que la Ciudad ya está buscando denominaciones alternativas. En el caso de la tercera vía, esperarán a que salga la sentencia por la vinculación de Melilla con la Legión, fundada por Millán Astray.