• La ONG estima “desproporcionada” la reacción ante su campaña que hablaba de los niños de la calle

El Ayuntamiento de Gijón procedió ayer a la retirada de varios carteles de una campaña de Médicos del Mundo que advertía de la situación que viven los niños de la calle de Melilla, según informó ‘La Voz de Asturias’.

Médicos del Mundo consideró ayer “desproporcionada” la queja del Gobierno de Melilla por los carteles, ya que señaló que la voluntad de esta organización es colaborar para mejorar la situación de estos menores y en ningún momento se pretendía ofender a la ciudad.

Carlos Artundo, miembro de la junta directiva de esta organización no gubernamental, respondió así ayer a la queja expresada el jueves por el consejero de Bienestar Social de Melilla, Daniel Ventura, quien había instado al Ayuntamiento de Gijón a retirar la campaña.

Artundo había afirmado que los carteles de la campaña se iban a mantener hasta el martes día 15, como estaba previsto, y que no pensaban retirarlos. El panel forma parte de la campaña de Médicos del Mundo ‘Personas que se mueven’, que desde marzo conciencia en toda España sobre la problemática que sufren inmigrantes y refugiados.

Por ello, aseguró que a esta organización le sorprendió “negativamente” la reacción del consejero, tras enterarse del cartel por un melillense de vacaciones en Gijón.

Al respecto, recordó que él mismo y el presidente de la organización en España, José Félix Hoyo, entre otros responsables de Médicos del Mundo, se reunieron esta misma semana con Ventura para trasmitirle su voluntad de colaborar con la ciudad, durante una visita de tres días a Melilla.

Este representante de Médicos del Mundo subrayó que el propio consejero ha advertido públicamente de que no es buena la situación de estos menores, muchos de ellos extranjeros.

Carlos Artundo recalcó que el panel no cita “ni al Gobierno de Melilla, ni a la ciudad o a los melillenses”, hacia los que esta organización tiene “un aprecio total” y la voluntad de “colaborar a tope”.

  • La ONG asegura que “no es propaganda engañosa” y que solo quieren ayudar

“No es una propaganda engañosa”. Con estas palabras se refirió Carlos Artundo, miembro de la junta directiva de Médicos del Mundo, al cartel que advierte de la situación que viven los niños de la calle en Melilla y que forma parte de la campaña ‘Personas que se mueven’, que desde marzo desarrolla el colectivo por todo el país.

Por ello, pide que se lea el mensaje textualmente, sin interpretaciones “contra nadie”, puesto que solo pretende advertir de una situación con el ánimo de ayudar para mejorarla.

Asimismo, indicó que en el cartel aparece Harraga, una organización que ayuda a estos menores, como un colectivo más a los que esta campaña da voz, y con un mensaje sobre la situación de los menores similar a lo denunciado por entidades como el Defensor del Pueblo y otras de ámbito internacional.

Sin embargo, el consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, calificó como “francamente grave” su contenido, que denuncia “palizas, explotación sexual, drogodependencias y discriminación” hacia menores.

Melilla ha llegado a albergar en varios centros hasta 500 menores, la mayoría de ellos extranjeros no acompañados.

  • Ventura: “Melilla no se merece este cartel con todo lo que trabajamos”

“Melilla no se merece este tipo de carteles con todo lo que estamos trabajando en la ciudad con toda la presión migratoria que sufrimos”. Con estas palabras respondió ayer el consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, a las declaraciones de Médicos del Mundo que estimaban que la reacción del Gobierno local frente al panel del colectivo que advierte de la situación que viven los niños de la calle había sido “desproporcionada”.

“Es un mal mensaje que hace daño a Melilla. Lo que es desproporcionado es el mensaje, que no encaja con la realidad”, aseguró.

Ventura recordó que habían pedido a la organización que les informara de cuántos carteles hay y en qué ciudades. Cuanto tengan esos datos, los servicios jurídicos estudiarán las acciones que pueden iniciarse.

En relación con las palabras de Médicos del Mundo señalando que también el Defensor del Pueblo ha denunciado la situación de los menores, Ventura indicó que la institución ha criticado los plazos pero no ha dicho que haya “violencia” con los jóvenes.

No obstante, el consejero insistió en que la relación con la ONG es muy buena y quieren seguir colaborando con el colectivo. “Han trabajado de manera seria con nosotros y con los menores”, apuntó.

Por su parte, Médicos del Mundo había señalado que el colectivo había mostrado su compromiso de “informar con transparencia” al consejero acerca de la evolución de la campaña y también se habían ofrecido para trabajar juntos para mejorar la situación de los menores en las calles de la ciudad.

Muchos de ellos prefieren estar en la calle para intentar llegar como polizones en barcos a la península.