• Es la cantidad que calcula Conesa que haría falta cuando las líneas sean declaradas como servicio público, aunque podría variar.Estima que las tarifas serían de entre 80 y 100 euros por trayecto para no residentes

La declaración como servicio público de las conexiones aéreas con Granada, Almería y Sevilla costaría al Estado menos de 5 millones de euros al año. Este es el cálculo inicial que ha hecho la Ciudad, aunque no se trata de cifras definitivas. El vicepresidente del Ejecutivo local, Daniel Conesa, explicó ayer que el proceso es complicado y que ahora tienen que elaborar junto con Aviación Civil un plan técnico para conseguir que la Unión Europea dé luz verde a esta declaración. Conesa apuntó que en el caso de que haya que subvencionar estas conexiones, algo que dio prácticamente por seguro, el dinero lo pondría el Estado con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. La inversión sería menor que la del contrato marítimo.

Conesa viajó esta semana a Madrid junto al viceconsejero de Turismo, Javier Mateo, para mantener una reunión en Aviación Civil y cerrar los pormenores sobre los pasos que hay que seguir para lograr que la Unión Europea dé luz verde a que estas tres conexiones sean declaradas de interés público. De esta manera se conseguiría garantizar unos servicios mínimos. Inicialmente la Ciudad quiere que haya un vuelo diario a Granada y Almería y tres semanales a Sevilla, aunque estas frecuencias habrá que concretarlas más adelante en función de los informes que se realicen desde Fomento.

El vicepresidente de la Ciudad apuntó que el objetivo es que se haga una previsión de gasto que se incluya ya en el presupuesto del 2018 y recalcó que desde el Ejecutivo local se va a trabajar para que el Gobierno se comprometa al máximo con esta iniciativa.

Entre 80 y 100 euros el  trayecto

En cuanto a las tarifas que pagarían los usuarios por volar, Conesa señaló que se trata de un dato que también está aún por cerrar. No obstante, adelantó que en la petición inicial que envió el presidente Juan José Imbroda al Ministerio de Fomento se estableció que las tarifas máximas serían de 80 euros por trayectos para residentes en el caso de los vuelos a Granada y Almería y de 100 euros para Sevilla. Precisó que se trata de tasas tope, es decir, que las aerolíneas que prestaran el servicio podrían poner billetes más baratos, pero nunca más caros.

El popular apuntó que España, en comparación con otros países europeos, no cuenta con demasiadas líneas aéreas que estén consideradas como servicio público. En concreto, dijo que hay 18, la mayoría en Baleares y Canarias, frente a las 45 que tiene, por ejemplo, Francia. Por lo tanto, indicó que no debería resultar extraño que nuestro país quisiera ampliar estas conexiones que cuentan con respaldo estatal.

Conesa se refirió también a los vuelos que ya operan aerolíneas privadas, en referencia a las conexiones con Málaga y Madrid. En este punto, señaló que es complicado que éstas pudieran ser también declaradas servicio público, porque las empresas podrían sentirse perjudicadas, pero indicó que no es algo imposible.

En cualquier caso, inicialmente la Ciudad junto a Fomento tramitarán la petición para que Granada, Almería y Sevilla sean servicio público. Aunque la solicitud que hace Melilla es conjunta, Conesa indicó que serán tres expedientes separados, por lo que existe la posibilidad de que se aprobara en unos casos y no en todos.