• Almansouri asegura que no pueden seguir poniendo parches a esta situación

La diputada de Coalición por Melilla (CpM) Dunia Almansouri exige soluciones definitivas para los problemas de la frontera. Almansouri dijo que están cansados de que lo único que se haga sea “poner parches” y calificó de “nefasta” la gestión del delegado del Gobierno, Abdelamlik El Barkani, en las obras de mejora de puestos fronterizos que se han desarrollado. Consideró que en ningún momento ha pensado en el interés de los melillenses y criticó que “eche balones fuera” para justificar que las actuaciones de asfaltado de Farhana se iniciaran antes de la fecha fijada.

La cepemista consideró que es imprescindible que Melilla tenga unos puestos fronterizos ágiles y fluidos y recordó que diariamente alrededor de 35.000 personas cruzan entre Melilla y Marruecos. Señaló que nuestra ciudad tiene “una alta dependencia” de la frontera y que esto debería llevar a los responsables políticos a plantearse soluciones definitivas.

La cepemista dijo que es “muy fácil” mostrar apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado verbalmente, como según ella hace el delegado del Gobierno, pero que es necesario que éste se materialice en acciones reales.

La diputada del principal partido de la oposición señaló que es necesaria una especialización de la frontera y calificó de “tercermundista” la situación actual. Dijo que teniendo en cuenta que diariamente pasan alrededor de 3.000 porteadores, sería una buena opción que hubiera un puesto dedicado en exclusiva al comercio atípico. También abogó por que haya un coordinador de frontera.

Almansouri indicó que las inversiones que se hacen sirven de poco si no hay un plan y acuerdos con Marruecos. Además, hizo referencia a la apertura del nuevo centro comercial que a su juicio puede traer más problemas aún. Señaló que hasta el momento la única solución que se ha dado a este asunto es la construcción de una rotonda, algo que no cree que vaya a servir de mucho. Indicó que teniendo en cuenta que ya hay colapso, cuando vengan ciudadanos desde el país vecino para comprar en estas instalaciones, será aún peor si no se adoptan medidas.