• CCOO afirma que se tuvo que sustituir a los trabajadores de Psiquiatría tras el motín, por el estrés

CCOO, SATSE, UGT y USAE aseguraron ayer a El Faro que el área de Psiquiatría del Comarcal necesita más personal y contar con mejores espacios. Asimismo, denunciaron la “saturación del servicio”, ya que habría cuatro habitaciones para ocho personas y los ingresos ayer eran de 17 pacientes. Además, critican que no haya una definición de las funciones de esta unidad y enfermos con diferentes patologías estén ‘mezclados’ en una zona pequeña.

“Los trabajadores que estaban en el turno de noche tuvieron que ser sustituidos por otros compañeros porque vivieron una situación de gran estrés”, así lo destacó CCOO a El Faro, que mostró su solidaridad con los sanitarios afectados por este altercado.

Heridas y estrés

El sindicato hizo hincapié en que no sólo hubo un guardia de seguridad herido (con la nariz rota), sino que todos los que intervinieron se llevaron golpes y arañazos y sufrieron magulladuras. Asimismo, subrayó la situación de estrés y ansiedad que vivieron.

CCOO resaltó, como ya hizo en un informe entregado en diciembre al Ingesa, que el protocolo que se instauró hace unos meses en esta unidad no funciona. Aseveró que el lunes por la noche se constató por segunda vez, ya que es la segunda agresión en menos de un mes, y además, tuvo que intervenir la Policía.

Política de parcheo

El sindicato indicó que hubo sanitarios de otras plantas que no pudieron acudir de forma inmediata cuando los de Psiquiatría activaron el protocolo porque estaban con otras atenciones urgentes. Resaltó que la “política de parcheo” no es suficiente y que esta unidad debe contar con más personal para calmar a los pacientes agitados sin tener que recurrir a los profesionales de otras áreas. Tampoco hay un comité de evaluación que mejore las medidas, añadió.

Ademas, denunció que no se puede tener a pacientes con enfermedades mentales en estado agudo, que necesitan tranquilidad, con otros que son ingresados por drogodependencia. Asimismo, en esta unidad hay un hospital de día por el que pasan muchos pacientes que van a tomar su medicación.

CCOO insistió en la necesidad de separar estas actividades para garantizar no solo una mejor atención a estas personas, sino seguridad y calidad en el trabajo a los empleados del Comarcal.

Mezcla de pacientes

Por su parte, SATSE exigió mejoras en el protocolo y que haya siempre un vigilante en Psiquiatría, no sólo de forma puntual.

El sindicato de Enfermería también denunció que no es positivo que haya una ‘mezcla’ de pacientes en esta unidad y mucho menos que esté “sobresaturada”.

“Masificación” en la unidad

CSI-F argumentó que la unidad de Psiquiatría no está acondicionada para los enfermos que tiene actualmente y que se ha quedado pequeña para las atenciones que debe prestar.

“Hay una masificación de pacientes en un espacio reducido del que no se puede salir”, afirmó.

Familiares preocupados

UGT subrayó que familiares de pacientes psiquiátricos del Comarcal estaban muy preocupados por la situación. El sindicato denunció que el protocolo establecido por el Ingesa “no es eficiente” y que iba a solicitar una reunión urgente con la Dirección del hospital. En este sentido, aseguró que los trabajadores están en una situación laboral “horrorosa”. Insistió en la necesidad de que haya un vigilante en la unidad y en incrementar estas dependencias.