•  Creen que esta medida serviría para que los vehículos reduzcan la velocidad a la que circulan

Los vecinos del Real quieren una solución para el cruce entre las calles Jiménez Iglesias y Cataluña en el que se produjo un aparatoso accidente de tráfico el sábado por la noche. Aseguran que llevan años pidiendo a la Ciudad que tome medidas en esta zona porque los siniestros son habituales y lamentan que sus quejas no hayan sido escuchadas.

El presidente de la Asociación de Vecinos del Real, Jesús Motos, aseguró ayer en declaraciones a El Faro que la reivindicación de que se actúe en esta zona del barrio es antigua. De hecho, señaló que fue una de las primeras quejas que la entidad transmitió a la Administración local cuando se puso en marcha. Sin embargo, lamentó que a pesar de las reiteradas promesas por parte del Ejecutivo, finalmente no se haya actuado.

Motos explicó que hace unos años se logró que en el cruce de Mar Chica con Cataluña se elevaran los pasos de peatones y las aceras se hicieran más amplias. El representante vecinal indicó que esta intervención fue “casi perfecta” y que la siniestralidad en la zona se redujo de forma importante. Después de esta actuación, desde la Ciudad se comprometieron, según los vecinos, a realizar obras similares en otros puntos conflictivos del barrio. Sin embargo, varios años después apenas se ha hecho nada.

El representante de los vecinos de El Real indicó que la idea era que al menos nueve pasos de peatones se elevaran para reducir la peligrosidad. Pero se ha llevado a cabo esta actuación en uno de los pasos de cebra, mientras que el resto siguen igual. Motos lamentó esta situación y recalcó que es imprescindible acabar con los largos tramos de carretera en vía recta que provocan que los conductores vayan a más velocidad de la que se debería.

El responsable de la asociación de vecinos dijo que el accidente del sábado no es el primero que se produce en esta zona, aunque reconoció que por lo aparatoso del mismo ha tenido más repercusión. En cualquier caso, reiteró que hace falta que desde la Administración se tome conciencia de la necesidad de que se actúe en esta zona para garantizar la seguridad no sólo de los conductores sino también de los peatones que pasean por estas calles y a diario se enfrentan a situaciones complicadas.

Motos apuntó que no puede permitirse que se produzcan riesgos para los ciudadanos por la dejadez de los responsables políticos a la hora de adoptar medidas que repercutan en una conducción más segura. “Parece que hasta que no pase algo grave no se va a actuar”, lamentó.

El representante vecinal insistió en que teniendo el ejemplo de la intervención que se realizó en la calle Mar Chica y que tan bien ha funcionado, no entienden por que no se pone en marcha un plan de actuación en el barrio para llevar este modelo de vía a otros puntos en los que también existe riesgo de que puedan producirse siniestros como el del sábado.

Motos confío en que desde la Consejería de Fomento y Seguridad Ciudadana tomen conciencia de esta situación y actúen con la mayor celeridad posible para evitar que se vuelvan a repetir imágenes como la del siniestro del sábado o incluso que haya que lamentar un accidente con consecuencias más grave. Recalcó que la solución está en manos de los responsables políticos y se mostró convencido de que se puede aplicar el mismo modelo que se utilizó en el cruce de Mar Chica en esta otra calle.

Isidoro González reconoce que el cruce   del accidente del sábado es “complicado”

El consejero de Seguridad Ciudadana, Isidoro González, reconoció ayer en declaraciones a El Faro que el accidente que el cruce entre las calles Jiménez Iglesias y Cataluña, en El Real, donde se produjo el accidente del sábado por la noche, es un punto complicado para la circulación. González resaltó que afortunadamente, a pesar de lo aparatoso del siniestro, sólo hubo que lamentar dos heridos leves y no se produjeron consecuencias más importantes. En cuanto a las críticas vertidas por los vecinos de la zona sobre la necesidad de actuar en este y otros cruces para evitar que los vehículos circulen a mucha velocidad, González dijo que entiende las reivindicaciones de los residentes en el barrio, pero dejó claro que la solución no es tan sencilla. El consejero de Seguridad Ciudadana aseguró que tanto él como el responsable del área de Fomento, Javier González, han planteado la posibilidad de elevar los pasos de peatones a los técnicos de la Ciudad en varias ocasiones. Sin embargo, estos expertos no ven que esta sea la mejor opción para mejorar la circulación en la zona. González apuntó que cuando se plantea un proyecto de este tipo es imprescindible escuchar la opinión de los técnicos antes de realizar ninguna actuación. Aseguró que la Ciudad tiene entre sus objetivos conseguir que haya más seguridad vial, pero dijo que la colocación de pasos elevados no es la solución definitiva y que en cualquier caso hay que escuchar a los técnicos antes de llevar a cabo cualquier tipo de intervención.