• El consejero explica que llevan tiempo trabajando con ella, pero se negaba a recibir atención médica

El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, afirmó ayer en declaraciones a El Faro que la mujer embarazada que  CpM (Coalición por Melilla) denunció que dormía en la calle fue hospitalizada. El consejero explicó que tanto desde el centro sanitario como desde Servicios Sociales llevan tiempo trabajando para tratar de hacer entender a esta persona que necesitaba atención médica, pero ella se negaba.

Hay que recordar que la diputada de CpM Fátima Mohamed presentó el miércoles ante el juzgado de guardia de la ciudad una denuncia en la que manifestaba que en las últimas semanas “se viene observando la situación de abandono y desamparo de una mujer en avanzado estado de gestación, a punto de dar luz y con unos más que evidentes síntomas de desorientación”.

El consejero de Bienestar Social dejó claro que la hospitalización de la mujer no surge a raíz de la denuncia presentada por la cepemista, sino que se trata de un asunto en el que se llevaba trabajando más de una semana, tanto desde su área como desde el propio Hospital. Es más, Ventura aseguró que incluso la hermana de la mujer estaba intentando convencerla de que lo mejor era acudir al hospital, pero ella se negaba.

El responsable del área de Bienestar Social indicó que finalmente lograron hacer entrar en razón a la mujer para que entendiera que tenía riesgo de perder al bebé si continuaba sin recibir atención especializada.

En su denuncia, la cepemista decía que la mujer “deambula durante todo el día y pernocta a plena intemperie, situación de mayor penuria habida cuenta de su estado de salud y sin los mínimos enseres personales”.  Eso sí, la diputada reconoció que la mujer rechazó de forma continua y con síntomas de agresividad la ayuda ofrecida por la Policía Local, que se personó en el lugar de los hechos ante las llamadas delos vecinos.

Mohamed exigió a la Ciudad que actuara de oficio en este asunto y trasladara a la mujer a un hospital o a otro centro en el que pudiera recibir los cuidados que necesitaba en su estado.