• La directora de la Residencia dice que la decisión fue del Tribunal de la Bolsa de Trabajo

El secretario general de la sección sindical de UGT en el Imserso, Achor Ismael Mohamed, denunció ayer el caso de una trabajadora de la Residencia de Mayores a la que se le ha denegado un permiso de un mes para cuidar de su suegra, que tiene alzheimer.

Ismael Mohamed subrayó que el Imserso, que es el instituto que mejor conoce a las personas con discapacidad y con dependencia, impidió coger este permiso a dicha empleada a pesar de demostrar su vínculo personal.

Sin embargo, la directora de la Residencia de Mayores, María Isabel Pintos, explicó a El Faro que se trata de una profesional que presentó esta petición a la bolsa de trabajo. No quería que durante un mes de verano la llamaran para trabajar alegando que iba a cuidar de un familiar.

Pintos destacó que vieron este caso en la reunión con los sindicatos que tienen representación en la comisión de la bolsa de trabajo y, como tenían dudas, se envió al tribunal de Madrid que lleva estos temas. Fue este órgano el que denegó dicho permiso a esta persona porque no demostró que era la única cuidadora de este enferma.

Tres fuera de la bolsa

Por otro lado, Ismael Mohamed también criticó que se haya echado a tres personas de la bolsa de trabajo del Imserso a pesar de presentar un justificante médico de que no podían incorporarse al empleo por problemas de salud.

Pintos subrayó que en este caso, como en el anterior, se envió la documentación al tribunal de la bolsa de trabajo. Fue este órgano el que tomó la decisión de echar a estos tres profesionales del listado, aseveró la directora del Centro Polivalente para Personas Mayores de Melilla.