• Los inmigrantes no llegaron a tocar la alambrada y fueron interceptados por las fuerzas marroquíes

La Guardia Civil y las fuerzas auxiliares de Marruecos impidieron ayer que unos 210 inmigrantes de origen subsahariano lograran saltar la valla de Melilla a primera hora de la mañana por dos zonas distanciadas del perímetro fronterizo que separa nuestra ciudad del país marroquí, divididos en dos grupos.

Fuentes de la Delegación del Gobierno informaron de que uno de los grupos lo formaban alrededor de 200 inmigrantes. Éstos intentaron aproximarse a la valla por la zona del paso fronterizo de Barrio Chino. En cuanto al otro grupo, formado por sólo una decena de personas, fue detectado en las inmediaciones del paso fronterizo de Farhana, cerrado desde el pasado lunes por obras.

Tras ser localizados intentando acercarse al perímetro fronterizo, la Guardia Civil desplegó el dispositivo antiintrusión con numerosas patrullas y la participación del helicóptero que vigila la valla desde el aire, aunque los inmigrantes no llegaron a la alambrada, al ser interceptados por las fuerzas auxiliares marroquíes.

El anterior intento de salto a la valla tuvo lugar el 6 de febrero, cuando lograron acceder de forma irregular a Melilla 18 inmigrantes en un intento de un centenar.