• El sindicato dice que hay “filtros que se caen a la mínima” y “gatos que campan a sus anchas”

La Alternativa Sindical de Policía (ASP) lamenta las condiciones en que se encuentran las instalaciones del puesto fronterizo de Beni Enzar. Entre otras cosas, el sindicato asegura que hay “filtros que se caen a la mínima y se inundan cuando llueve” y “gatos que campan a sus anchas por las instalaciones”, además de “ordenadores estropeados por goteras de los aires acondicionados”. La entidad se queja precisamente del estado del puesto sólo “un par de años después de su remodelación”.

“Todos los políticos hablan de nosotros, pero la realidad es que las buenas palabras a los funcionarios policiales nos valen muy poco, por no decir de nada, en su día a día”, lamenta la organización.

Apoyos desde Madrid

En un comunicado, la ASP critica que “los apoyos desde Madrid a través de la BRIC (Brigada Respuesta Inmigración Clandestina) son mínimos comparados con años anteriores”, pese al aumento de “la presión del comercio atípico y migratorio”. “Algo falla a nivel de coordinación y apoyo” entre el Gobierno central y Melilla, lamenta esta organización.

“Estamos a la espera del pequeño parche de 25 funcionarios que se han solicitado para la frontera de la ciudad”, comenta también la Alternativa Sindical en el comunicado de prensa, aunque teme que estos funcionarios “se pierdan en otros puestos de trabajo de la Jefatura”.

Por último, resalta que, si bien es cierto que el comercio atípico aporta beneficios económicos a la ciudad, los policías no deben velar sólo por este sector, sino “por la seguridad de policías y ciudadanos”.