• Rachid Bussian se pregunta si los escolares tendrán espacios de ocio en estas instalaciones

El diputado de Coalición por Melilla (CpM) Rachid Bussian criticó ayer la instalación de aulas prefabricadas en nuestra ciudad, prevista para el próximo curso. El cepemista se preguntó si los niños que acudan a clase en estas instalaciones tendrán los mismos espacios de ocio y esparcimiento con los que se cuentan en un colegio. Asimismo, cuestionó a los responsables de Educación en nuestra ciudad sobre cuántos escolares habrá en cada una de estas aulas y como se seleccionará a los niños que acudan a ellas.

El diputado del principal partido de la oposición consideró que no tiene lógica que mientras que en casi todo el país esta clase de infraestructuras se están eliminando, en Melilla se presenten como una solución a un problema que a su juicio debería haberse paliado hace ya bastante tiempo.

Bussian dijo que este tipo de instalaciones pueden estar bien en países como Kenia o Somalia, pero no en una ciudad como Melilla. Se preguntó cómo, teniendo un presupuesto tan elevado, la única solución que ha encontrado la Administración para reducir el gran número de niños que hay en los colegios haya sido instalar estas estructuras, que, dice, por muy bien que estén, no van a dar el mismo servicio que se daría en un centro escolar al uso.

El cepemista apuntó, asimismo, que el hecho de que los niños reciban sus clases en este tipo de instalaciones también puede influir en su desarrollo académico. Preguntó a Educación si se han planteado que esta situación puede ser perjudicial para la motivación de los estudiantes que acuden al colegio.

Además, el diputado del principal partido de la oposición dijo que debería preguntárseles a los padres qué opinan de esta medida. El cepemista señaló también que desde Educación es necesario que comuniquen cuánto tiempo creen que se va a alargar esta situación y si realmente estas aulas prefabricadas estarán colocadas para el inicio del próximo curso.