• Propone una reflexión sobre este asunto ante el aumento de la presión fronteriza en la aduana del Tarajal

El presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas (PP), ha solicitado que se revise la entrada en Ceuta sin el correspondiente visado de los marroquíes residentes en la población de Tetuán, los cuales pueden acceder a la ciudad sin este trámite burocrático. Hay que recordar que en el Protocolo de Adhesión de España al Tratado de Schengen se acordó mantener un “régimen específico de exención de visado en materia de pequeño tráfico fronterizo entre Melilla y Ceuta y las provincias marroquíes de Tetuán y Nador”.

Vivas señaló que en esta solicitud se tienen que involucrar el Gobierno de la Nación, Marruecos y la Unión Europea debido a la presión fronteriza que soporta la aduana del Tarajal.

El presidente ceutí pidió que se realice una “reflexión” sobre las condiciones de acceso a la ciudad de la población marroquí residente en la provincia de Tetuán debido a la “relación directa” que a su juicio existe entre la “atracción” generada y el incremento exponencial de los residentes en su entorno.

Vivas dijo que “nadie” ha puesto sobre la mesa una propuesta concreta pero ha solicitado una reflexión “sobre la relación entre el atractivo de Ceuta y su frontera y el hecho de que la población de Tetuán haya pasado en pocos años de 300.000 a un millón de habitantes y la de Castillejos de 15.000 a 100.000 personas”.

Tetuán está situada a unos 40 kilómetros de la frontera ceutí mientras que Castillejos está junto a la frontera, al ser la primera población marroquí situada al lado del paso fronterizo, a apenas un kilómetro.

El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández, ya se manifestó en los mismos términos el pasado año y pidió estudiar esta excepcionalidad ante el aumento poblacional en el entorno marroquí.