• Tras finalizar la primera parte de la sesión, se llevo a cabo un trabajo técnico-táctico intenso

La Unión Deportiva Melilla ha volvía ayer miércoles al trabajo, y lo hacía de una manera muy intensa, con una sesión de entrenamiento en La Espiguera especialmente física, donde Alberto Martínez subía el nivel de exigencia con los suyos para poder llegar de la mejor manera posible al partido del domingo.

Los jugadores azulinos, ya con las botas que les ha mandado la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) a sus afiliados, bajaban a las diez de la mañana al campo federativo, donde después de un meticuloso calentamiento y unos toques de balón comenzaban a trabajar la fuerza explosiva, la velocidad y la potencia.

Una vez concluida la parte física del entreno, Josu Uribe tomaba el silbato para dirigir una serie de mini partidillos a medio campo, todos ellos con un gran nivel de exigencia. Se observaba a lo largo de la sesión el gran estado de forma de los unionistas, algo que esperan refrendar en el choque de este fin de semana.

La enfermería azulina, actualmente, no guarda más ocupantes que David Vázquez, que tiene un golpe en su pierna izquierda y se entrenaba a otro ritmo que el resto de sus compañeros. Pese a todo, se le han realizado una serie de pruebas médicas y no se ha detectado ninguna lesión especialmente grave. Aún así, se guarda precaución con el madrileño.

Cambio de horario

El partido de este domingo, que se disputará en el Estadio Álvarez Claro ante La Roda C.F., va a retrasarse quince minutos con respecto al horario habitual de juego. Por petición del club rival y de la televisión autonómica manchega (Castilla La Mancha TV) el encuentro comenzará a las 12:15 horas. El club azulino espere que la buena racha del equipo se avale con una buena entrada.

Hay que significar que el rival de turno, La Roda C.F., acude a Melilla con una necesidad imperiosa de puntuar, pues actualmente se encuentra en puestos de descenso, a cuatro puntos de la promoción y a cinco de la salvación. Todo ello después de perder en casa ante La Hoya Lorca en un partido loco, donde los de Mario Simón vencían por 2 a 1 en el minuto 70 y finalmente fueron derrotados.